Libertad vigilada para la menor de Málaga investigada por las fracturas sufridas por su hija

J. C. / A. F. MÁLAGA.

La menor detenida en Málaga detenida tras ingresar su hija de dos años en el hospital con cuatro fracturas en menos de dos semanas permanecerá en régimen de libertad vigilada de forma cautelar durante un periodo de seis meses. Es la decisión que adoptó la titular del Juzgado número 2 de Menores, que aconseja que la adolescente de 17 años, que aún va al instituto, se someta a un taller para padres jóvenes. La juez acordó esta medida para evitar una posible reiteración delictiva, pero no dictó la orden de alejamiento que pedía la Fiscalía al considerar que ésta ya estaba bajo el cuidado del padre. El Ministerio Público recurrió esta decisión.

La abuela, por su parte, pasó a disposición del Juzgado de Instrucción número 14 de Málaga, que la dejó en libertad con cargos y en este caso sí le impuso una orden de alejamiento de 200 metros respecto a la niña. La magistrada acordó esta medida al considerar que la mujer pudo cooperar, al menos por omisión, en la situación de riesgo y desprotección que está siendo investigada, como demuestra el hecho de que en un «cortísimo» periodo de tiempo la menor fuera hospitalizada por dos lesiones graves (con cuatro fracturas en las dos piernas y en un brazo), pese a que se argumente que ambas se han producido de forma accidental.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos