La joven promesa riojana de las pasarelas

La pequeña Marina, con Nieves Álvarez, en el transcurso de FIMI. s./ R.
La pequeña Marina, con Nieves Álvarez, en el transcurso de FIMI. s. / R.

La niña logroñesa Marina Sokolovskaya desfiló en la Feria de Moda Infantil (FIMI) presentando los diseños de Nieves Álvarez

Pilar Hidalgo
PILAR HIDALGO

Que tiemblen Miranda Kerr, Adriana Lima, Cara Delevingne o Alessandra Ambrosio porque la riojana Marina Sokolovskaya viene pisando fuerte sobre las pasarelas. Rubia, de 1,24 metros de estatura y unos 24 kilos de peso, la pequeña ha sido una de las maniquíes que han desfilado en la última edición de FIMI, la Feria Internacional de la Moda Infantil celebrada a finales del pasado enero en la Casa de Campo de Madrid.

Marina resultó elegida para presentar la nueva colección de otoño-invierno 2018/2019 de la diseñadora y reconocida modelo española, Nieves Álvarez. A sus seis años, a esta niña logroñesa de ascendencia búlgara y rusa no le arredra el universo de las top models. Y es que, pese a su corta edad, ya está más que familiarizada con este mundillo de los flashes y las pasarelas. Sólo para este invierno ha participado en cuatro catálogos, que se suman a otros trabajos previos.

Marina inició su trayectoria en el mundo de la moda a los 3 años y, como acostumbra a sucederle a muchas de las maniquíes con más fama, empezó por casualidad. La responsable de la tienda de Little Kings en Logroño le planteó desfilar para presentar una colección. Gustó tanto su forma de desenvolverse que de ahí le salió la oportunidad de participar en el casting para figurar en el catálogo oficial de Little Kings. La riojana acabó protagonizando la portada con las propuestas para el verano del 2017.

Tan sólo para este invierno, la pequeña ha participado en cuatro catálogos de moda «De mayor no quiere ser modelo porque dice que modelo ya es», afirma su madre

«A todas las madres les parece que su hija es la más guapa. No sé si es así, pero desde luego Marina tiene algo», asegura su madre, Regina Sokolovskaya.

No en vano, los padres de Marina han llevado a su otro hijo, Eduardo (de 11 años), a algún casting. «Pero al nene no lo cogen tanto como a Marina», reconoce Regina. La participación en la FIMI ha supuesto todo un espaldarazo para esta jovencísima promesa riojana de las pasarelas. «Los fotógrafos con los que ha trabajado me dijeron que por qué no la presentaba», relata la madre y, sin dudarlo, llevó a la niña a las pruebas de selección que se desarrollaron a partir del pasado mes de noviembre, primero en Valencia y más tarde en Madrid. «Había un montón de niños y no esperaba que la escogieran», recuerda Regina, pero el ángel de Marina volvió a hechizar al tribunal.

Selección

«Cuando nos dijeron que la habían seleccionado, las dos lloramos de la emoción», evoca la progenitora. Luego, desfilar para Nieves Álvarez resultó todo un regalo.

Pese a su éxito en el mundo de la moda, Marina no pierde la cabeza con ensoñaciones de posados o de portadas. «Es una niña normal, a la que le gusta jugar, ver vídeos y pintar», enumera Regina. Así, los 'hobbies' de esta top model en potencia no difieren en exceso de los de cualquier otra pequeña de su edad. Además la madre subraya que su hija sabe anteponer prioridades. «Lo primero son sus estudios y en segundo término está el ser modelo», afirma.

Marina estudia primer curso de Primaria en el CEIP Duquesa de la Victoria de la capital riojana. «Es muy buena alumna», destaca su progenitora. Y responsable, añade. «Si nos hemos tenido que marchar a hacer algún casting, le he pedido a los profesores los deberes para que los hiciera», indica.

En cuanto al carácter, Regina describe a su hija como «algo vergonzosa». «Al principio le cuesta hacer amigos, pero luego cuando coge confianza se muestra abierta», reseña. De hecho, las amistades constituyen una de las cosas más importantes en su vida.

En otro orden se sitúan los sueños de futuro. «De mayor dice que le gustaría ser cantante o bailarina», sostiene Regina. ¿Y una reconocida top model?, le pregunta quien escribe estas líneas. «Modelo no, porque dice que modelo ya es», contesta la madre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos