Investigan la muerte de una mujer tras una cesárea y las heridas a su bebé

R. C. MELILLA.

Funcionarios del Ministerio de Sanidad investigan la muerte el pasado sábado de una mujer que acababa de dar a luz en el Hospital Comarcal de Melilla, cuyo bebé sufrió cortes en la cara. La familia de la mujer, de 35 años, que ha denunciado al centro sanitario por mala praxis, ha pedido una segunda autopsia.

Según explicó a la Ser el marido, Hernán Cerquera, el pasado sábado por la noche acudió al centro dado que la mujer comenzó a tener dolores. Los médicos decidieron practicarle una cesárea. Media hora después le comunicaron que habían concluido la intervención, pero que el bebé sufrió un corte cerca de los ojos. También le explicaron que su esposa comenzó a perder mucha sangre, por lo que consideraron necesario retirarle el útero.

La mujer fue trasladada a la UCI, donde le pusieron una decena de bolsas de sangre. Pese a todos los tratamientos, la mujer falleció doce horas después de su ingreso. Según el marido, que pidió una autopsia al hospital, cuando iba a enterrar a su mujer le llamaron del centro sanitario para explicarle que no habían realizado la autopsia solicitada, por lo que tuvo devolver el cuerpo.

El abogado de la familia, Ignacio Gavilán, aseguró ayer que no entiende por qué no se envió a la paciente en un avión medicalizado hasta el hospital de Málaga. Gavilán cree que hay un supuesto caso de mala praxis, por lo que ha solicitado al juzgado que un forense independiente practique una nueva autopsia. La familia afirma que, de no quedar satisfechos con el informe de la autopsia judicial, solicitarán los servicios de un experto de parte.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos