La investigación española, en «serio peligro» por los despidos

Setenta y nueve jefes de equipo del CNIO y del CNIC reclaman al Gobierno que evite la marcha de 96 personas «de alta cualificación»

D. ROLDÁN MADRID.

Los responsables de equipos del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) y del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) han dicho basta. Setenta y nueve de ellos han firmado una carta conjunta dirigida a cinco miembros del Gobierno en el que reclaman una «solución urgente» para evitar el desmantelamiento de numerosas líneas de investigación.

El problema reside en la disposición adicional 34 de los Presupuestos generales del Estado de este año, que impide renovar. Además, estos centros tampoco pueden hacer contratos indefinidos. Con este problema, profesionales ya se han marchado y otros 96 lo tendrán que hacer el 31 de diciembre: 66 personas en el CNIO y 30 en el CNIC, lo que representa el 15% y 7% de sus plantillas. «En 2018 la situación se recrudecerá si no se toman las medidas oportunas, ya que hasta marzo otros nueve trabajadores más abandonarían el CNIO y 22 el CNIC», señala la misiva, donde se destaca los esfuerzos de la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación para encauzar este problema.

Los jefes de equipo destacan que estos problemas afectan a todas las categoríoas profesionales, «desde técnicos de laboratorios a investigadores, personal de administración e incluso cargos de responsabilidad como jefes de unidad o directores de departamento». «Todos ellos trabajadores altamente cualificados», remachan los científicos.

Ante esta situación, el ministro de Economía, Luis de Guindos, anunció en el Senado la inclusión de un anteproyecto en los próximos Presupuestos quen permita mejorar la estabilidad laboral de los investigadores. Las entidades científicas podrán disponer de una tasa para la estabilización temporal de hasta el 90% de las plazas que hayan estado ocupadas por investigadores durante los tres años anteriores al 31 de diciembre. Afecta a unos 2.500 investigadores, según el ministro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos