La inmunoterapia contra el cáncer avanza en España

Un estudio del CNIC descubre un procedimiento para que los linfocitos prevengan con más eficacia tumores y metástasis

MIGUEL OLMEDA

Madrid. Un grupo de investigadores españoles ha dado un nuevo paso en la lucha contra el cáncer. Los científicos del Centro Nacional de Investigadores Cardiovasculares Carlos III (CNIC) han descubierto que la colaboración de dos tipos de memoria inmunitaria de los linfocitos T, circulante en sangre y residente en tejidos, generan una mayor actividad antitumoral.

Estos resultados, que se publicaron ayer en la revista 'Nature Communications', podrían servir para optimizar la inmunoterapia contra el cáncer, especialmente en la prevención de las metástasis. Los investigadores del CNIC han generado linfocitos T de memoria específica contra el tumor usando distintos métodos de vacunación. Dependiendo del procedimiento empleado se pueden obtener unos linfocitos T que circulan entre la sangre y los tejidos, u otros que sólo residen en los tejidos. «Hemos comparado su eficiencia en inmunidad antitumoral y hemos encontrado que existe una colaboración entre ellas para hallar una óptima respuesta», relata Michel Enamorado, el primer autor de la publicación. «La memoria residente genera un estado de alerta que atrae y reactiva a la memoria circulante, de modo que la respuesta inmunitaria es más rápida y efectiva», explica.

Según David Sancho, líder del grupo de investigación, «el cáncer escapa al control del sistema inmunitario porque los linfocitos T que podrían reconocer y eliminar células tumorales se encuentran inhibidos. La inmunoterapia actual se basa en reactivarlos». Asegura, sin embargo, que no se conoce bien «cómo pueden generarse de manera más efectiva y desencadenar memoria inmunitaria que permita prevenir el desarrollo de un tumor o metástasis».

Fotos

Vídeos