El hombre que degolló a su hija en Valencia regresa entre insultos al lugar del crimen

A. TALAVERA / M. GARCÍA VALENCIA.

Mihail D., el hombre que el domingo presuntamente degolló a su hija de dos años en un piso de Alzira (Valencia) regresó ayer, acompañado por la Policía, al lugar para la reconstrucción del crimen. El detenido fue recibido con insultos por los vecinos de la calle Pare Castells. Él, impertérrito, les sostuvo la mirada.

Los agentes exploraron tanto el interior de la vivienda, como la terraza del segundo piso desde la que Mihail se precipitó sobre la luna delantera de un coche estacionado frente a su casa. Al salir de la casa este hombre de nacionalidad rumana de nuevo fue increpado por los ciudadanos.

Tanto los familiares de Mihail como algunos de sus conocidos destacaban que es un hombre «muy celoso», que «bebía» y que en ocasiones se mostraba agresivo con su mujer. Pese a ello, y cuando se le advertía de que ella iba a separarse, «decía que iba a cambiar, que las quería mucho a las dos e incluso alguna vez decía que se iba a suicidar, pero yo no lo creía», recordó su hermana entre sollozos.

Mihail pasará hoy a disposición judicial. Las primeras hipótesis apuntan a que este hombre habría matado a la niña para vengarse porque su mujer quería dejarlo. Tanto al Ayuntamiento, como a las fuerzas de seguridad no les consta denuncia alguna contra este hombre por violencia de género.

Fotos

Vídeos