Halla en Cantabria a un niño portugués retenido por su padre

J. MARÍA GUTIÉRREZ SANTANDER.

La pesadilla de la madre portuguesa que desde el miércoles no sabía nada de su hijo, de apenas 4 años, terminó 34 horas después en un bosque de Argomilla de Cayón (Cantabria), donde el menor fue localizado con su padre, en un vehículo de alquiler que quedó bloqueado en el barro. La Guardia Civil detuvo al padre, de 48 años, natural de Portugal pero residente en Holanda, como presunto autor de un delito de sustracción de un menor, al no haber entregado a su hijo a la madre, lo que tenía que haber hecho el día 3. La detención tuvo lugar el jueves, después de protagonizar una huida desde Portugal, supuestamente con destino a Holanda. El hombre y su hijo fueron localizados en una zona boscosa de eucaliptos de Argomilla de Cayón, cuando el vehículo en el que viajaban, un Renault Clio, quedó atrapado en una pista forestal. Fue el propio individuo el que llamó al 112 para avisar que habían quedado bloqueados en un barrizal. El servicio de emergencias dio traslado a la Guardia Civil, que de inmediato desplegó varias patrullas y les localizó en un zona «apartada e inaccesible» para coches. El hombre dio explicaciones «incongruentes» y «contradictorias» sobre por qué se encontraba en esa zona boscosa, sobre cómo y por qué había llegado hasta allí.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos