«Nos gustaría ampliarlo a un mes el próximo verano»

La profesora de la UR ha estado coordinando los trabajos de los chavales en el yacimiento del Cortijo en Bergasa María José Castillo Profesora de la UR

MARÍA FÉLEZ BERGASA.

María José Castillo disfruta viendo como alumnos de diferentes universidades de España trabajan estos días en el yacimiento del Cortijo de Bergasa.

- ¿Qué tiene de especial este yacimiento?

- En los siglos XIII y XIV se convirtió en una estructura defensiva medieval porque desde aquí se puede ver toda la zona, no hay que olvidar que estamos en lugar fronterizo. Pero es que antes, en la época celtíbera, había sido una zona de alfares. De hecho, se pueden ver diferentes hornos y bolsas de restos de cerámica celtíbera.

-¿Qué chavales vienen al campo de trabajo?

- Son estudiantes universitarios. Los tenemos de La Rioja, Madrid y Salamanca. La mayoría son de los grados de Arqueología, Geografía e Historia o incluso Arte.

- ¿Cómo es el día a día del campo?

- Venimos pronto para empezar con los trabajos. Por la tarde, si no hace mucho calor seguimos en el campo de trabajo y si el sol es muy fuerte hacemos cursos en las antiguas escuelas. Por la noche nos vamos al albergue de Herce, donde estamos hospedados.

- La relación con los vecinos del pueblo es magnífica.

- Incluso animamos a los chavales a que vengan a echarnos una mano. Creemos que si ellos lo conocen lo cuidarán más.

- ¿Hay trabajo para tiempo?

- Este yacimiento tiene mucho potencial. Queremos que el año que viene el campo de trabajo se amplíe a un mes.

-¿Qué supone para los chavales que trabajan en el campo?

- Suelen ser grados muy teóricos y de esta forma ven la parte más práctica de la arqueología porque el método es igual en todos los sitios.

Fotos

Vídeos