Grafiteros a las puertas del museo

Inauguración de la exposición Wet Wall, ayer en el Ayuntamiento. :: juSTO RODRÍGUEZ
Inauguración de la exposición Wet Wall, ayer en el Ayuntamiento. :: juSTO RODRÍGUEZ

Doce artistas pintan en las calles de Logroño para Artefacto y seis exponen la edición interior de Wet Wall

J. SAINZ LOGROÑO.

Naranjas, mandarinas, cerezas, uvas... Un mural de frutas y de color firmado por Koctel decora ya una pared de la pasarela del Ebro. Es una de las intervenciones callejeras de Artefacto, que durante este fin de semana, entre una veintena de propuestas artísticas juveniles, reúne en Logroño a doce grafiteros de Madrid, Barcelona, Bilbao, Valencia, Cuenca y también de la capital riojana. Juntos realizarán un mural de grandes proporciones en ese punto del parque del Ebro además de otros más pequeños en la calle Mayor (hacia el número 28), donde se conservan los que fueron realizados en la edición anterior.

Así, de año en año, Artefacto va entregando al arte algunos espacios urbanos de la ciudad generalmente bastante degradados y, al mismo tiempo, los artistas callejeros prueban que su trabajo puede estar a la altura de lo que se ve en galerías y museos. En esta ocasión participan Vicente Pariño, Toni Espinar, Valquiria 7, Mr. Trazo, Eleman, Dey2 y 2Tie, junto con Amaya Suberviola, Andrés Tena, Andrés Valdovinos, Jorge Ochagavía Latrini y el mencionado Koctel Kahoolawe, quienes además exponen otras piezas pictóricas y escultóricas 'edición museo' en la sala de exposiciones del Ayuntamiento.

Es Wet Wall (pared húmeda), una iniciativa en la que convergen el II Festival de Arte Urbano y el III Artefacto de Verano y, por unos días, convierte Logroño en capital del grafitti. La exposición 'de interior' permanecerá abierta hasta el 29 de julio. Mientras, los murales de la pasarela y la Mayor empezaron a crecer el jueves y se hasta darse por concluidos el domingo 2. Lo deseable sería que permaneciesen mucho tiempo como un museo en plena calle.

Fotos

Vídeos