Google exigirá a los portales de reventa de entradas que se identifiquen y sean transparentes

R. C. MADRID.

Google anunció ayer un «endurecimiento» de las condiciones que aplicará a los portales de reventa de entradas de espectáculos deportivos y culturales si quieren operar a través de su buscador. Según Google, el objetivo es combatir «una falta de transparencia que puede minar la confianza en la venta de entradas a través de internet», informa Efe. Por este motivo, desde ayer se impone a los revendedores que «estén certificados». Para ello se requerirá al responsable de la página que oferta las localidades, «dejar claro que no se trata de un mercado primario y destacar que trabajan como revendedores de entradas en un mercado secundario». Google también les obliga a «destacar que los precios pueden ser superiores al valor original de las entradas, así como a proporcionar el precio total y un desglose del precio con tasas adicionales e impuestos antes de requerir la información para realizar el pago».

De hecho, una de las reclamaciones habituales de promotores cuyas entradas pueden adquirirse en la red es que el buscador de internet no jerarquiza los resultados en función de que se trate de un distribuidor oficial o no y advierten de que eso lleva a numerosos usuarios a confiar en webs de reventa que aparecen entre los primeros resultados de su búsqueda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos