El Gobierno y el PSOE se culpan de dinamitar el pacto educativo

Méndez de Vigo solo ve interés por evitar que el acuerdo llegue con el PP y los socialistas un engaño para prolongar la vida de la Lomce

A. TORICES

Madrid. Gobierno y PSOE utilizaron ayer el pleno del Congreso para culparse mutuamente de ser los únicos responsables de haber dinamitado la posibilidad de que se lograse en España un pacto de Estado por la educación. El debate político, a raíz de una interpelación de los socialistas, se produjo el día después de que se supiese que solo PP y Ciudadanos seguirán en la subcomisión parlamentaria en busca de un acuerdo tras el abandono de Unidos Podemos, ERC, PNV y PDeCAT a raíz de la marcha, hace una semana, del PSOE.

El ministro de Educación, tras subrayar más de media docena de veces que el PSOE es incapaz de explicar por qué la semana pasada dio «la espantada», considera que el ultimátum de la exigencia socialista de una inversión educativa mínima del 5% del PIB en siete años es una mera excusa. Solo ve oportunismo político en el portazo del principal partido de la oposición, que, recordó el miembro del Ejecutivo, rompió la posibilidad del pacto en la misma semana que Pedro Sánchez reclamó elecciones anticipadas.

«Usted no tiene el más mínimo interés en el pacto, ni en el 5% (del PIB) ni el 6%», le espetó Íñigo Méndez de Vigo a la portavoz socialista de educación, Mari Luz Martínez Seijo. «¡Dígalo! Yo no quiero que el Gobierno del PP obtenga un pacto de Estado por la educación», le reclamó desde la tribuna.

El debate en el Congreso concluyó sin que se vislumbrase acercamiento alguno

El ministro reiteró que el Ejecutivo está dispuesto a garantizar la financiación necesaria para implantar las medidas del pacto, pero al final, cuando se conozca cuáles son y cuánto cuestan, y le pidió que «reflexione», para no defraudar a la comunidad educativa, y que «sigamos trabajando juntos».

La portavoz socialista insistió en que la falta de compromiso del Gobierno para garantizar el 5% del PIB solo demuestra que «no tienen ninguna voluntad de superar la Lomce» y que solo han utilizado durante más de un año la subcomisión del pacto para prolongar la vida de la ley que los populares aprobaron en 2013 contra la comunidad educativa y contra todos los partidos de la oposición. Calificó la propuesta popular de aumentar la inversión en 5.000 millones hasta 2025 de «ridícula», porque calculó que no llega ni a un tercio de lo necesario para revertir los recortes de la crisis e implantar las medidas para modernizar el sistema educativo, y aseguró que «no vamos a ser cómplices de un acuerdo insuficiente en financiación», porque «estaríamos condenando el futuro de la educación». En definitiva, la portavoz socialista reiteró que no volverán al foro de negociación salvo que antes les garanticen el suelo de gasto del 5%.

Con ambas partes pertrechadas tras las acusaciones mutuas, Méndez de Vigo ironizó con que la situación del PSOE le recuerda al fragmento de una letra de Los Secretos, «estoy metido en un lío y no sé cómo voy a salir», y Martínez Seijo le contestó con una cita de Mafalda: «De tanto ahorrar en educación nos vamos a convertir en millonarios en ignorancia».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos