Los futuros protectores del patrimonio

El prior de Yuso, Pedro Merino, dio la bienvenida a los jóvenes. :: F. D.

Procedentes de ciudades con patrimonio mundial de la humanidad de once países, están llamados a ser los guardianes de inmuebles únicos Los 33 jóvenes participantes en el Foro Juvenil de Patrimonio Mundial visitaron San Millán

FÉLIX DOMÍNGUEZ

San Millán. Tienen visos de ser los futuros encargados de velar por la protección del patrimonio cultural de la humanidad, una labor que ahora, a sus entre 13 y 15 años de edad, a buen seguro que les podría desbordar si se lo tomasen demasiado en serio. Son los 33 participantes en el noveno Foro Juvenil de Patrimonio Mundial, que ayer vivieron una jornada de formación en el entorno de los monasterio de Yuso y Suso, en San Millán de la Cogolla. Son 13 españoles y 20 procedentes de EEUU, China, Colombia, Filipinas, Finlandia, Paraguay, Polonia, Rumanía, Rusia y Túnez, a los que se sumaron 5 niños de la localidad, que van a participar en las actividades entre el 18 y el 22 de julio.

Tras pasar la noche en el propio monasterio de Yuso, los jóvenes fueron recibidos en el Salón de la Lengua por el prior de la comunidad agustina que regenta el cenobio, Pedro Merino, quien les dio la bienvenida con un discurso «un tanto filosófico», con el que quiso transmitirles que «lo realmente importante está oculto a la mirada, reposa en el corazón», para acabar haciendo una reflexión acerca de la frase impresa en las camisetas de los jóvenes participantes: 'Patrimonio, todo lo que somos', señalando que «el auténtico patrimonio somos cada uno de nosotros, donde estemos, creamos y somos patrimonio, ese patrimonio cordial que llevamos cada uno de nosotros. Por lo tanto, os felicito porque sois patrimonio».

Más tarde intervinieron la profesora de Habilidades para la Gestión del Patrimonio Cultural, María Agúndez; la alcaldesa de San Millán, Raquel Fernández, que aprovechó para invitarles a propagar las bondades de la localidad y su patrimonio e invitarles a volver; y la consejera de Desarrollo Económico y vicepresidenta de la Fundación San Millán de la Cogolla, Leonor González Menorca, quien subrayó a los participantes que «estáis en un lugar único», por lo que les invitó a «aprovechar lo que vais a vivir aquí en el monasterio, porque esa es una experiencia única, donde se siente una paz y una tranquilidad que en el devenir diario es muy difícil de encontrar».

Tras la foto de familia con autoridades, fraile, alcaldesa y monitores del foro, los jóvenes se dividieron en grupos para recorrer el interior de ambos monasterios, el de Yuso y el de Suso, dentro del programa denominado 'Emilianensis'. Más tarde se sumergieron en los talleres de arquitectura, grafitos y scriptorium, que interrumpieron para el almuerzo y volvieron a reanudar en sesión de tarde. Antes de la cena, visitaron la Cueva del Santo y tras el refrigerio asistieron a un vídeo de presentaciones.

El grupo se traslada hoy a Atapuerca, en Burgos, para continuar el jueves con una visita a la zona de Cameros, donde conocerán el fenómeno de la trashumancia, para el viernes acudir a Cañas y Santo Domingo de la Calzada, donde tomarán contacto con el Camino de Santiago, y ya el sábado acudirán hasta Soria, donde a través de la dieta mediterránea pondrán el punto final al foro.

Fotos

Vídeos