La Fiscalía renuncia a encarcelar a Juana Rivas

A. T.

Madrid. La Fiscalía considera que las razones que le obligaban a reclamar el inmediato ingreso de Juana Rivas en prisión preventiva se esfumaron el lunes cuando la madre de Maracena puso fin a más de un mes de pulso con la justicia.

El acatamiento por Rivas de la sentencia del Juzgado de Familia de Granada que le obligaba a entregar a sus dos hijos a Francesco Arcuri, su expareja y padre de los niños, y la comprobación de que los menores se encontroban en buen estado, tras haber permanecido más de un mes en paradero desconodido, terminan con la doble situación delictiva que protagonizaba.

Por esa razón, el Ministerio Público comunicó ayer a la Audiencia Provincial de Granada que desistía del recurso de apelación que había presentado el viernes contra la decisión del juez de guardia, que, en contra de su criterio, tres días antes acordó dejar a Rivas en libertad provisional sin medida cautelar alguna. El recurso, por el que reclamaba el ingreso cautelar en prisión, queda ahora sin efecto.

El fiscal, una vez la mujer ha entregado a los niños, está ahora de acuerdo con el criterio del magistrado, que no apreció entonces motivos para temer la fuga de Rivas.

No obstante, la audiencia tendrá que pronunciarse en próximas semanas sobre el encarcelamiento de Rivas salvo que también Arcuri retire antes el recurso que puso contra su libertad provisional.

Hoy continuará la investigación penal que se sigue contra Rivas por los delitos de sustracción de menores y desobediencia. La juez instructora tomará declaración a la asesora legal de Rivas, Francisca Granados, y a la psicóloga del centro de la Mujer de Maracena, Teresa Sanz. Ambas están imputadas por sustracción de menores.

Fotos

Vídeos