Fallece Felipe Abad, cronista oficial de La Rioja

Abad León nació en Arnedo hace 83 años. :: L.R./
Abad León nació en Arnedo hace 83 años. :: L.R.

El sacerdote e historiador arnedano deja un legado fundamental con más de cien publicaciones

ERNESTO PASCUAL

arnedo. El sacerdote e historiador arnedano Felipe Abad León falleció en la tarde de ayer a los 83 años en Logroño. Cronista oficial de La Rioja desde 1974, miembro correspondiente de las Reales Academias de la Historia y de la Lengua y canónigo de la Catedral de Calahorra, Abad León deja un legado fundamental para el conocimiento de nuestra región, con más de un centenar de publicaciones que viajan desde lo histórico a los usos y costumbres.

Nacido el 1 de mayo de 1934 en la calle pintor de Arnedo -que desde 1994 lleva su nombre-, pronto exhibió sus dos pasiones, la vida religiosa y la historia. Monaguillo en el convento arnedano de las Clarisas y en la iglesia de Santo Tomás, el sacerdote Eliseo Lerena le guió para estudiar en el Seminario de Logroño, donde ingresó el 15 de septiembre de 1947. Licenciado en Teología y Derecho Canónico por la Universidad de Comillas, se ordenó allí sacerdote el 29 de marzo de 1959 para celebrar su Cantamisa el 5 de julio de ese año en la iglesia parroquial de San Cosme y San Damián. Su primer destino fue el Alto Cidacos, hasta 1961. Pero volvió en 1963 a Comillas, para doctorarse después en la Universidad de Navarra y obtener la diplomatura en Ciencias Sociales por la de Salamanca.

Desde 1950, ya llevó a la práctica su pasión por la historia al colaborar en revistas como 'Cidacos', '8 Valles', 'Berceo', 'Cicerone riojano'..., programas de fiestas de la ciudad, libros colectivos... También colaboró en diarios como LA RIOJA, La Gaceta del Norte o Ya.

Estuvo muy involucrado en el proceso de creación de la autonomía de La Rioja, recordaba Rodríguez Moroy

Infatigable, buena parte de su bibliografía está dedicada a su ciudad, como los primigenios 'A la sombra de las tres torres' y '25 arnedanos universales', de 1971, hasta los más recientes 'A la sombra de su viejo castillo: 25 temas de Arnedo' (2005) o 'El Olmo de La Carrera', dedicado hace siete años al añorado árbol. «Es una institución, una personalidad histórica. Siempre recordaré su amor y fervor por Arnedo -expresaba ayer el alcalde, Javier García-. Perdemos a un historiador que ha plasmado en papel y en la oratoria lo que suponía ser de Arnedo y muy queredor de sus santos, de los que tanto escribió. Es una pérdida muy dolorosa».

Desde su dedicación a Arnedo, su obra se extiende a toda la región en diversos ámbitos, desde el histórico al turístico pasando por el geográfico, como 'Radiografía histórica de Logroño a la luz del catastro del Marqués de la Ensenada' (1978), primer volumen que compendia la historia de la capital; o volúmenes relatando el devenir de localidades como Ezcaray o Arrúbal. Por esa labor, Inestrillas, Santa Coloma y Azofra le dedican también calles. Y por supuesto, se dedicó a libros religiosos, acercándose a diversas figuras.

Además de redactarla, Felipe Abad León también participó en la historia de La Rioja. Así, durante el proceso de autonomía, fue el promotor de siete banderas para la futura Comunidad, aunque finalmente ninguna prosperó. «Fue una persona muy involucrada en todo el proceso y con las cuestiones que tenían que ver con La Rioja -le recordaba ayer Luis Javier Rodríguez Moroy, primer presidente de la Comunidad-. Es una pena que desaparezcan personas que tenían tanto bagaje para comunicar, alguien como él, siempre en el lado de los hechos».

Poseedor de una de las bibliotecas más nutridas de La Rioja, creó en el 2001 la Fundación Cultural Arnedana Virgen de Vico, a la que donó más de 15.000 volúmenes, revistas...

Más

Fotos

Vídeos