Fallece el escultor Julio López cuya obra 'La mujer' luce en la fuente de General Urrutia

Julio López junto a la figura 'La mujer' que se halla en Logroño./L.R.
Julio López junto a la figura 'La mujer' que se halla en Logroño. / L.R.

La escultura, pensada para adornar la glorieta de Siete Infantes de Lara, fue instalada definitivamente en la zona de Excuevas-Cuarteles

LA RIOJALogroño

Hoy, 8 de mayo, ha muerto en Madrid el escultor Julio López Hernández a los 88 años de edad. El artista dejó en Logroño su obra 'La mujer', una pieza realizada por encargo del Ayuntamiento de la capital riojana al escultor foráneo Julio López tras declararse desierto el concurso del que debía salir el autor.

Esta decisión desató la polémica entre un nutrido grupo de artistas no sólo riojanos y que publicaron el llamado 'Manifiesto de los 33 escultores'. Esta obra, pensada para adornar la glorieta de Siete Infantes de Lara, fue instalada definitivamente en la zona de Excuevas-Cuarteles, en concreto en el codo que ofrecen las calles General Urrutia y Comandancia.

El emplazamiento fue elegido por el propio autor de la obra, Julio López, por la amplitud de espacio del lugar que hace visible la estatua desde varias perspectivas y por la posibilidad de contemplar la obra aproximándose a ella. El monumento se se emplazo definitivamente en el año 2001 en una zona que en esa época experimentó una profunda renovación urbanística, con nuevas construcciones en Excuevas-Cuarteles y la prolongación del parque del Ebro hacia los solares que van a dejar libres el antiguo cuartel de Comandancia y los edificios próximos.

La escultura pudo contemplarse un año antes en el vestíbulo del Consistorio, en donde ha sido objeto de las opiniones más dispares. La pieza debería haberse instalado en la rotonda que une Portillejo con Avenida Club Deportivo, junto al parque de San Miguel, pero la opinión de su autor hizo que finalmente se enclavara en su actual ubicación.

De 2,70 metros de altura y 600 kilogramos de peso, la escultura reproduce en bronce la figura de una mujer de cintura para arriba con expresión pensativa. Su coste fue de 17,5 millones de pesetas para el Ayuntamiento, que desembolsó otros seis millones para acondicionar el lugar.

Como se ha avanzado, la adjudicación de la pieza estuvo acompañada de una ardua polémica ya que el Consistorio, con Julio Revuelta a la cabeza, convocó un concurso para la contratación de la obra al que se presentaron 54 artistas de toda España. Sin embargo, la convocatoria fue declarada desierta por la Corporación que no encontró lo que buscaba entre los participantes. Acto seguido adjudicó a dedo la escultura a Julio López, lo que motivó la respuesta airada de 33 escultores que firmaron un manifiesto de protesta.

Famila de artistas

Julio López y su mujer, la pintora Esperanza Parada (San Lorenzo de El Escorial, Madrid, 1928 - Madrid, 2011), pertenecen al grupo histórico y generacional de pintores y escultores que han vivido y trabajado en Madrid desde la década de 1950, unidos tanto por el vínculo de su formación y de su trabajo como por sus relaciones personales y familiares. Además de Julio y Esperanza, este grupo lo componen Antonio López García (Tomelloso, Ciudad Real, 1936); su esposa, María Moreno (Madrid, 1933); el escultor Francisco López Hernández (Madrid, 1932-2017), hermano de Julio; su mujer, la pintora Isabel Quintanilla (Madrid, 1938-2017) y Amalia Avia (Santa Cruz de la Zarza, Toledo, 1930 - Madrid, 2011), casada con el artista Lucio Muñoz. No todos nacieron en Madrid, pero este ha sido el lugar principal de residencia y trabajo de todos ellos.

En palabras de Guillermo Solana, director artístico del Museo y comisario junto a María López de la exposición que tuvo lugar en el Thyssen, «la estética de Julio está dominada por el valor expresivo del gesto y de la máscara, el fragmento y la ruina ... Julio López subordina la forma a lo narrativo. En sus piezas siempre queda algo de ese argumento, aunque solo sea una mínima anécdota«. Julio fue uno de los protagonistas de la exposición Realistas de Madrid, que se pudo ver en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza entre febrero y mayo de 2016.

Este miércoles día 9 de mayo, a las 11.00 horas, se celebrará una misa en la Capilla del Tanatorio de San Isidro y, a continuación, el entierro en el Cementerio Sacramental de San Isidro de Madrid.

Semblanza

Julio López Hernández nació en Madrid en 1930 y estudió, junto a Lucio Muñoz (Madrid, 1929-1998), en la Escuela Superior de Bellas Artes. Se había iniciado muy joven en la escultura en el taller de orfebrería fundado por su abuelo y continuado por su padre. En 1955 participa en una exposición colectiva en las salas de la Dirección General de Bellas Artes con Antonio López, su hermano Francisco y Lucio Muñoz. Con motivo de esta muestra conoce a la que será su esposa, la pintora Esperanza Parada con la que se casará en 1962 y tendrá dos hijas, Esperanza y Marcela.

Francisco López (iz) y su hermano Julio (d.) con Antonio López (c.), autores de la estatua de los reyes de España.
Francisco López (iz) y su hermano Julio (d.) con Antonio López (c.), autores de la estatua de los reyes de España. / L.R.

En 1980 se celebra una exposición antológica de su obra en el Palacio de Cristal del Retiro de Madrid y en la misma década, en 1986, es nombrado académico de la Real Academia de San Fernando. Fruto de un encargo del Ayuntamiento de Valladolid, en 2001 se instala en el claustro del Museo Patio Herreriano el Retrato de sus majestades los reyes de España don Juan Carlos y doña Sofía realizado en colaboración con Francisco y Antonio López.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos