Los expertos reclaman una tasa cero de alcohol para noveles y profesionales

Una agente de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil somete a la prueba de la alcoholemia a un motorista. :: r. Solsona
Una agente de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil somete a la prueba de la alcoholemia a un motorista. :: r. Solsona

Recuerdan que la bebida está presente en entre el 30% y el 50% de los siniestros mortales en un momento en el que suben los fallecidos al volante

J. LUIS ÁLVAREZ MADRID.

El alcohol y las drogas, solos o combinados, son un coctel mortal al volante. Todos los conductores los saben aunque una minoría lo ignore, lo que se traduce en que éstos sean los causantes de una buena parte de los accidentes con víctimas mortales. Un estudio de la Dirección General de Tráfico (DGT) destaca que doce de cada 100 conductores han bebido antes de ponerse al volante. Los expertos coinciden en que, además de la vigilancia, hace falta concienciar a toda la sociedad, incluidos los acompañantes, para que el conducir ebrio o drogado sea rechazado por todos. Es una prioridad en un momento en el que los muertos al volante vuelven a repuntar, con un aumento general del 7% en 2016 y con un repunte que alcanza el 18% en las vías urbanas durante 2016, como recoge el anuario de la DGT.

El último pleno del Consejo Superior de Tráfico revisó la Estrategia de Seguridad 2011-2020 y aprobó 154 iniciativas para implementar a corto y medio plazo. Una de ellas, que ya barajó antes el propio director general de Tráfico, Gregorio Serrano, sería la tasa cero de alcohol para los conductores noveles. Esta medida se aplica ya en diez países de la Unión Europea. En España, actualmente y durante el primer año de carné, un conductor novel no pueden superar los 0,15 miligramos de alcohol por litro de aire espirado (para el resto es de 0,25 miligramos). Otra propuesta sería la tasa cero también para los conductores profesionales.

Para el responsable de Seguridad Vial del RACE, Antonio Lucas, «hay que buscar el 0,0 para todos los conductores». «Tiene que ser una aspiración para que todos sean conscientes de que alcohol y conducción son completamente incompatibles», indica. Sin embargo, este doctor en Seguridad Vial advierte de que en la tasa cero «hay que tener un cierto margen». Explica que tener un 0,0 es «extremadamente complicado». «Puede haber pequeñas trazas de alcohol, mínimas, producidas por alimentos o por copas que se tomaron muchas horas antes. El cuerpo tarda tiempo en metabolizar el alcohol», apunta.

La mayoría de especialistas son partidarios, incluso, de abrir ya el debate sobre el 0,0 general

El RACE está «totalmente de acuerdo» en la implantación para noveles y profesionales. «Hemos propuesto que la tasa 0,0, al igual que ocurre con un piloto de avión o un maquinista de tren, sea también para vehículos de mercancías peligrosas, transporte escolar e, incluso, para el resto de transporte de mercancías», detallan. Los noveles, añaden, «deben ser conscientes de los riesgos que entraña ese comportamiento».

Un debate con sentido

En España se conoce el riesgo de la conducción bajo los efectos del alcohol, pero no todo el mundo lo interioriza. Según explica Francisco Valencia, director general de la Fundación Línea Directa, un estudio que han realizado revela que solo el 34% de los conductores españoles tipificaría como delito contra la seguridad vial cualquier tasa de alcoholemia superior a cero. «El consumo de alcohol es uno de los principales factores de riesgo en la conducción, ya que, a pesar de la insistencia, parece ser que ésta sigue siendo una asignatura pendiente para muchos conductores que no terminan de tomar conciencia sobre las graves consecuencias que tiene conducir bajo los efectos de esta droga».

Valencia recordó que el alcohol está presente en entre el 30% y el 50% de los accidentes de tráfico con fallecidos que se producen cada año, según los datos de la DGT. «Por ello, aunque el consumo de alcohol moderado es algo que forma parte de nuestra cultura, nosotros consideramos que la única tasa verdaderamente segura al volante es cero, por lo que el debate de implantarla tiene su sentido», defiende.

Respecto al 0,0 para conductores noveles y profesionales, el responsable de la Fundación Línea Directa manifiesta que «si hablamos de conductores que tienen poca experiencia al volante o de personas que, por su trabajo, pasan mucho más tiempo en la carretera, la combinación con el alcohol aumenta la posibilidad de sufrir un accidente. No obstante, consideramos esencial que cualquier acción normativa venga acompañada de una tarea importante de concienciación, ya que al final son los propios conductores los que deciden, con independencia de la ley, ser o no responsables al volante».

Desde Automovilistas Europeos Asociados (AEA) son tajantes con el alcohol. Su presidente, Mario Arnaldo, asegura que con el alcohol, la drogas, e incluso con los medicamentos, «somos partidarios de tasa 0,0 para todo el mundo». «Si solo se aplicara a noveles y profesionales el accidente lo podría provocar otro que hubiese consumido», matiza. «La conducción es una actividad arriesgada que requiere de la máxima atención, de la máxima concentración y de las mejores condiciones psicofísicas, por lo que es incompatible con la ingesta de alcohol, drogas o cualquier medicamento que pueda alterar todas estas capacidades del conductor», concluye Arnaldo.

Fotos

Vídeos