Espías en los montes Obarenes

El escritor bilbaíno Fernando García Pañeda. :: F.G.P./
El escritor bilbaíno Fernando García Pañeda. :: F.G.P.

Fernando García Pañeda desarrolla la trama de su novela por diferentes escenarios de Europa y España, entre los queestán Cellorigo y Haro 'Todos tus nombres' narra una historia de intriga en la España de la II Guerra Mundial

MARCELINO IZQUIERDO

logroño. Agosto de 1944. En plena II Guerra Mundial, una joven belga, de nombre Monique, llega a España tras escapar de los nazis y es acogida en un caserón de Cellorigo: «En uno de los primeros paseos, caminando por las eras hacia el Sur, se quedó fascinada al contemplar en perspectiva el pueblo: un conjunto de casas apretadas, entre las que solo destaca la robusta y cuadriforme torre de la iglesia, que trepan lentamente por una loma y se acurrucan al pie de un pequeño macizo compuesto por varios peñones de gran altura. Un espectáculo propio de la forja de una Castilla extrema y dura; un refugio de luchadores aferrados con uñas y dientes a la mera supervivencia. Y es una de esas casas, como una verdadera refugiada y luchadora, ella también se aferra a la vida, bajo el mismo techo que su benefactor, en la casa riojana de los Montenegro de Agudo.

El escritor Fernando García Pañeda (Bilbao, 1964) acaba de publicar la novela 'Todos tus nombres', que obtuvo en el 2017 el Premio Caligrama de Talento, un nuevo certamen literario que el año pasado puso en marcha Penguin Random House Grupo Editorial.

La trama se desarrolla en el verano de 1944 cuando Monique de Bissy, una joven de la resistencia belga, logra escapar de los nazis y es rescatada por la red de evasión Comète. Con un estado de salud precario en lo físico y en lo psicológico, es acogida por Martín Inchauspe, un aristócrata sospechoso de traficar con obras de arte expoliado por los adláteres del Tercer Reich a través de España, aprovechando la facilidades del régimen franquista. Pronto surgirá entre ellos una conmovedora relación, que se verá azotada por la complejidad y la ambigüedad de las circunstancias. Nada ni nadie es lo que parece.

Trama en La Rioja Alta

Centrada principalmente en Bilbao -Neguri sobre todo- y Madrid, esta novela de espías también recorre diferentes países y también paisajes, entre los que se encuentra La Rioja Alta y, sobre todo, la localidad de Cellorigo.

«Entre las tramas de espionaje, de tráfico de obras de arte y de fabricación de armamento biológico, también destaca una trama amorosa de la que, en parte, se desarrolla en Cellorigo, al abrigo de los montes Obarenes», explica el escritor, que durante estas semanas están promocionando su libro por toda España.

Ya en su primera novela, 'Viento de guerra' (2002), que fue reeditada un lustro después bajo el título 'Las lágrimas de Eurídice', aparecía la familia Montenegro de Agudo, cuya casa riojana luce un «pequeño escudo de piedra que figura sobre el portalón de entrada: ocho estrellas de ocho puntas puestas en tres palos en campo de plata».

Y es que García Pañeda conoce muy bien La Rioja. Durante cuatro años estuvo destinado en Haro, ciudad de la que guarda muy buenos recuerdos, y, además, sus viajes y excursiones a la región han sido y son continuos, como buen bilbaíno que es.

«La localización de Cellorigo es espectacular e ideal para que entre sus casas se escondan unas personas que están huyendo de otras, en este caso de los nazis. El pueblo está al pie de Peña Luenga, protegido por los montes Obarenes, un lugar de refugio, igual que en su día fue un lugar fronterizo, agreste, y con un paisaje muy especial», explica el autor.

Escasa documentación

Durante un tiempo, se centró García Pañeda en una labor de investigación «ardua pero grata», que se topó con la evidencia de la escasa documentación que existe sobre el papel de España en los primeros años cuarenta. «La postguerra española, que coincidió con la II Guerra Mundial, fue una época en la que, en teoría, España era un país neutral, pero estuvo en el filo de la navaja decidiendo si entraba o no en el conflicto y apoyando al Eje con el envío de la División Azul o la venta de wolframio a Berlín».

Tras 'Viento de guerra', García Pañeda se sumergió en una intriga contemporánea con 'Kismet' (2005), apostó después por 'Tres Gymnopedias' (2008), una novela intimista. Con 'Sueño y azar', obtuvo el Premio Alhóndiga de Narrativa Breve 2014. Dos años antes publicó el libro de relatos de humor 'british-style', 'Gentes del club'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos