ESPERANDO AL DOCTOR

ESPERANDO  AL DOCTOR

JOSU EGUREN

Cuáles son las probabilidades de que dos películas se titulen 'Toc Toc'? Hasta ayer hubiese apostado que ninguna pero hoy es cuando al último largometraje de Eli Roth se le suma el estreno de la adaptación de una obra teatral del francés Laurent Baffie con sabor y hechuras de cine de encargo.

Al frente del producto está Vicente Villanueva, un director que tras una prolífica y prometedora carrera como cortometrajista ha declinado en eficaz gestor de propuestas comerciales que se enmarcan en el ámbito de las obligaciones de las cadenas televisivas con respecto a la producción y promoción de cine español (la ley obliga a que al menos un 5% de los ingresos anuales de las televisiones privadas vayan destinados a la inversión en productos cinematográficos).

Así se gestan películas como 'Toc Toc', un pack de caras conocidas y reconocibles enmarcadas en una puesta en escena escasa y de bajo presupuesto, y atadas a una premisa que se agota en la simplicidad de su formulación. Ante este panorama, Villanueva opta por disimular un relato de gestos recurrentes solapando la asfixia del texto original mediante un despliegue de ágiles movimientos de cámara que no borran la sensación de que nos encontramos ante un solo escenario.

A su favor rema el despliegue de Alexandra Jiménez (a la que hizo protagonista de la estimable 'Nacidas para ganar'), una actriz que ha hecho profesión de picar piedra en producciones que no suelen estar a la altura de su talento, pero enfrente tiene ese inevitable giro sorpresa con el que nos obliga a darnos de bruces cuando los tics obsesivo compulsivos de sus personajes ya están completamente amortizados.

Más que esperar a un doctor, los pacientes de Villanueva buscan a un autor que hable con voz propia aunque sean otros los que escriban sus diálogos.

Fotos

Vídeos