Del 11 de enero al 26 de abril de 2018

El ciclo llega a su XXII edición, amplía su oferta a las nueve galas y comenzará el 11 de enero en Ontañón con Ezequiel Benítez

PABLO GARCÍA MANCHA LOGROÑO.

La XXII edición de los Jueves Flamencos, que se presentó ayer en el mismísimo escenario del Teatro Bretón, vendrá cargadísima tanto de novedades como de interés para los aficionados, ya que además de crecer en una actuación hasta llegar a la friolera de nueve conciertos (el primero en Bodegas Ontañón el 11 de enero), cuatro en el Salón de Columnas y el resto en la sala grande, ahonda en la búsqueda de nuevos valores y en la presencia de tres nombres consagradísimos: Carmen Linares, José de la Tomasa y 'El Pele', tres veteranos del abono que representan los pilares esenciales de un ciclo con dos galas de danza (Rafaela Carrasco y Pepe Torres) y la apuesta decidida por jóvenes y renovadoras voces de lo jondo: Ezequiel Benítez, María Mezcle, Miguel de Tena y especialmente Rosalía, una catalana ecléctica y sorprendente que transita con su voz por espacios inesperadamente flamencos y contemporáneos.

Vuelve a Logroño la dama del cante flamenco, Carmen Linares, que llevaba desde el 2011 sin acercarse por La Rioja. Y lo hará además con el espectáculo 'Verso a verso', un trabajo musical basado en Miguel Hernández. Uno de sus mejores discos fue 'Locura de brisa y trino', con la inspiración en Juan Ramón Jiménez y la guitarra de Manolo Sanlúcar. Carmen Linares actuará con el toque de Salvador Gutiérrez, que el año pasado vino con Mayte Martín. Otro de los grandes nombres es José de la Tomasa, otro cantaor piedra angular del clasicismo. El de la Tomasa ha estado varias veces en Logroño y todas sus actuaciones han sido verdaderos prodigios de conocimiento y sabiduría. Viene con Manolo Franco al toque y con la voz de Segundo Falcón, dos maestros de primerísima fila.

PEPE TORRES

15 de febrero Salón de Columnas 21
00 h.
17 de marzo
En el Teatro Bretón 21.00 h.
11 enero En Bodegas Ontañón 20
30 h.
18 enero En el Teatro Bretón 21
00 h.
6 de abril En el Salón de Columnas 21
00 h.
26 de abril En el Teatro Bretón 21
00 h.

El trío de las voces consagradas lo cerrará 'El Pele'. Manuel Moreno Maya nació en Córdoba en enero de 1954 en el seno de una familia gitana por los cuatro costados. A través de ella le llegaron los primeros impulsos flamencos, las primeras semillas jondas que habrían de germinar en su corazón gitano y musical. Un día veraniego del año 1990, David Bowie escuchó un disco suyo. Tan impresionado quedó por su arte, que decidió llevarlo para que abriera sus conciertos. Así lo hizo en Madrid y en Barcelona. Antes había sido Prince el que se había quedado fascinado por el arte gitano y jondo de este cordobés que no dejará a nadie indiferente.

Una de las voces más esperadas será la de Rosalía (Sant Esteve Sesrovires, 1991), una barcelonesa insultantemente joven que a la que llaman la Patti Smith del flamenco por la forma tan personal de deshacer y rehacer los palos. Rosalía es perfectamente conocedora de la tradición, pero con actitud contemporánea y gran dedicación al estudio del cante. Su voz emociona tanto en los planos finos como en los momentos en que saca a pasear a la bestia que lleva dentro. Puede causar conmoción en el Salón de Columnas, donde actuará con un guitarrista sencillamente extraordinario: Alfredo Lagos. Las voces jóvenes las cierran María Mezcle (descendiente de María Vargas), el extremeño Miguel de Tena y Ezquiel Benítez, que estrenará el ciclo en Bodegas Ontañón.

La danza tendrá dos capítulos: Rafaela Carrasco con su compañía con una obra llamada 'Nacida sombra', que versa sobre las mujeres del Siglo de Oro, y Pepe Torres, en un aire más clásico, que cerrará el ciclo el 26 de abril con una obra donde impera la danza pero en el que la guitarra de El Perla tendrá una grandísima importancia.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos