La DGT eleva a 1.810 los muertos en 2016, 650 más que en enero

J. LUIS ÁLVAREZ MADRID.

Durante 2016 murieron 1.810 personas en 102.362 accidentes de tráfico y otras 9.755 personas resultaron heridas graves, según el balance cerrado que ayer hizo público el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, ante la Comisión de Seguridad Vial del Congreso. Son 650 muertos más que el propio Serrano presentó el 3 de enero, al incluir los heridos que perecieron después y las víctimas en zonas urbanas, y representan un incremento del 7% respecto a los fallecidos en 2015.

El responsable de Tráfico relativizó estas cifras al asegurar que España está en el quinto lugar de Europa con 39 fallecidos por millón de habitantes. No obstante, reconoció que «cada vez cuesta más reducir el número de fallecidos», a la vez que admitió el estancamiento en la reducción de los mismos, por lo que dijo que «hay que trabajar más y estrujarse el cerebro para buscar la fórmula que consiga bajar la siniestralidad».

Pero es que durante el presente año tampoco se está consiguiendo la reducción de víctimas en accidente. Según explicó Serrano, hasta ayer habían muerto ya 986 personas solo en vías interrubanas, lo que representa 20 fallecidos más que en el mismo periodo del año anterior. Asimismo, destacó que 38 de las víctimas mortales eran ciclistas, lo que supone también un incremento de seis muertos más.

En la misma comparecencia, Serrano insistió que la DGT «no es el órgano competente para subir el sueldo de los examinadores», lo que «no es una cuestión presupuestaria, sino de autorización» por parte del Ministerio del Interior. Según dijo, debido a la huelga de los examinadores, se han suspendido desde junio 166.783 pruebas, y el conflicto continuará a lo largo del mes de noviembre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos