La 'Electra' más mediterránea sale a bailar

Los bailarines del Ballet Nacional de España, durante un ensayo de 'Electra'. :: r. c./
Los bailarines del Ballet Nacional de España, durante un ensayo de 'Electra'. :: r. c.

El Ballet Nacional traslada el mito griego a la España rural del siglo XX en su nueva producción

ÁLVARO SOTO

madrid. El Ballet Nacional de España vuelve la vista a uno de las grandes mitos de Grecia para su nuevo espectáculo. 'Electra', dirigida por el coreógrafo Antonio Ruz, con la colaboración de la bailarina y coreógrafa Olga Pericet, traslada al personaje legendario hasta la España profunda del siglo XX para reflexionar sobre el matricidio y la venganza. El ballet clásico, el folclore y el flamenco se unirán en las tablas del Teatro de la Zarzuela de Madrid gracias a una producción que estará en escena entre el 9 y el 23 de diciembre y que tiene la vocación de salir de gira.

De entre todas las 'Electras' posibles, Ruz ha escogido la de Eurípides. El coreógrafo la dota del caracter mediterráneo y, así, su heroína combinará la esencia clásica con la contemporaneidad, tanto en la parte argumental como en la artística. «Siempre que imagino una creación necesito puntos de unión entre la temática y mis orígenes. Yo soy de Córdoba, crecí en un entorno rural y creo que 'Electra' encaja muy bien en la tradición del campo y del folclore», sostiene el artista, que ve una conexión entre el personaje y la 'España negra' del Crimen de Cuenca o de Puerto Hurraco.

«¿Por qué ocurren los crímenes familiares? ¿Qué hace que un personaje mate a su madre? Son preguntas sobre las que quería encontrar respuestas. El matricidio, el hecho de que una hija pueda asesinar a su madre, me fascinó desde el primer momento», afirma Ruz. «Su belleza y su visceralidad me ofrecen un magnetismo que tenía que ser contado a través de la danza», insiste.

La estética de la 'Electra' que aparecerá en el Teatro de la Zarzuela es abstracta en la escenografía, con matices y colores y un vestuario de folclore estilizado. En cuanto al ballet, lo clásico y lo moderno se mezclarán sin prejuicios. «Podemos meter un zapateado e ir al suelo, un movimiento contemporáneo y mover una mano. Los lenguajes no tienen barreras», aseguró Ruz.

La obra cuenta con música de Pablo Martín Caminero, Moisés Sánchez y Diego Losada. El diseño de vestuario es de Rosa García Andújar, la dramaturgia y las letras de las canciones, de Alberto Conejero, y el diseño de escenografía, de Paco Azorín.

De la interpretación se encargará el director de la Orquesta de la Comunidad de Madrid, Manuel Coves, que quiere contagiar el espíritu de Electra a sus músicos, «un grupo de sesenta o setenta personas que tienen que sentir el pellizco del flamenco y transmitir al público la naturalidad de la música popular».

La 'Electra' de Ruz es un encargo del director del Ballet Nacional de España, Antonio Najarro. «Sobre la expresividad de los bailarines y partiendo de lo más visceral se ha construido la coreografía, pero siempre siendo fieles a la emción que parte de cada una de las escenas», resaltó. Najarro cumple siete años en el cargo y en este tiempo, ha preparado tres obras de creación nueva y tres de recuperación de repertorio. «Esta obra refleja muy bien nuestro sello, una función de corte contemporáneo con danza española. Esto es lo que nos hace únicos, la castañuela y el zapateado pero dentro de un estilo nuevo», asevera.

Najarro considera que el Ballet Nacional de España se encuentra en un momento «maravilloso» en el que los bailarines «son capaces de enfrentarse a cualquier reto». «Los artistas están creciendo. Quiero que el Ballet Nacional continúe siendo un reflejo de la excelencia de nuestra danza», resalta.

La historia de Electra es uno de los grandes mitos de la Grecia clásica. Hija de Agamenón, rey de Micenas, y de Clitemnestra, vengó el asesinato de su padre, que ocurrió a manos de su madre o del amante de ella. Sofocles, Eurípides y Esquilo han escrito sobre Electra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos