El IER edita el cuarto volumen del 'Inventario Artístico de La Rioja'

Ignacio Gil-Díez, Aurora Martínez, Eduardo Rodríguez y José Gabriel Moya. / GOB. RIOJA

El Instituto de Estudios Riojanos ha editado 750 ejemplares de esta nueva obra

EFELOGROÑO

El cuarto volumen del 'Inventario Artístico de Logroño y su provincia La Rioja, San Millán de la Cogolla-Zorraquín' aporta una fuente única para el conocimiento, ha afirmado hoy el director del Área de Patrimonio Regional del Instituto de Estudios Riojanos (IER), Ignacio Gil-Diez.

Gil-Diez ha presentado este libro, editado por el IER, en una rueda informativa, en la que también han participado el director general de Cultura y Turismo, Eduardo Rodríguez Osés; la directora académica del IER, Aurora Martínez, y su autor, José Gabriel Moya.

El director del Área de Patrimonio Regional ha explicado que este cuarto tomo completa "un inventario que ha tenido un recorrido un tanto sinuoso", iniciado en 1967 con una recogida de datos que se plasmaron en los dos primeros volúmenes, editados en 1975.

Ha relatado que el tercer tomo de este inventario retrasó su publicación hasta 1985 y fue avalado por el Ministerio de Cultura, con la colaboración del Gobierno de La Rioja.

La publicación de este cuarto volumen, ha dicho, surgió de unas conversaciones que mantuvo en 2014 con Moya y ha sido resultado de "un trabajo muy laborioso", que ha incluido la recuperación de fotografías de la época.

750 ejemplares

Este libro, del que se han editado 750 ejemplares, comprende las localidades situadas entre San Millán de la Cogolla y Zorraquín, entre las que se encuentran Santo Domingo de la Calzada, San Vicente de la Sonsierra y poblaciones de montaña como Soto de Cameros, Villanueva de Cameros, Villoslada de Cameros, Viniegra de Arriba y Viniegra de Abajo.

"Todos debemos agradecer a Moya el ingente trabajo realizado a lo largo de estos últimos años y la generosidad y pasión que ha ido poniendo en el análisis de buena parte del patrimonio con el que contamos en la Rioja", ha recalcado Rodríguez Osés.

«No se trata solamente de difundir, sino también de que quede constancia, y qué mejor constancia que la palabra escrita, que permanece» aurora martínez

El director general ha subrayado que el patrimonio adquiere valor cuando está "catalogado, inventariado y aparece en las fichas correspondientes".

Martínez ha recordado la importancia de recopilar el patrimonio, ya que "no se trata solamente de difundir, sino también de que quede constancia, y qué mejor constancia que la palabra escrita, que permanece".

"La obra cierra este ciclo y nos aporta una exquisita información que, además, viene acompañada de unas 278 imágenes que vienen a dar todavía más luz a aquella descripción tan minuciosa que se realiza", ha recalcado. Moya, por su parte, ha informado de que los dos primeros volúmenes de este inventario se publicaron en su momento porque era el jefe del Servicio Nacional de Información Artística y entre sus obligaciones estaba el redactarlo.

Ha señalado que el tercer y cuarto tomo se retrasaron tanto porque "estudiar y trabajar a la vez es complicado, lo primero es el trabajo, que es el que da de comer todos los días, y lo otro había que hacerlo en ratos perdidos".

Fotos

Vídeos