Dora García «agujerea» la realidad infiltrándola con su «imposible» arte

Una de las instalaciones. :: R. C./
Una de las instalaciones. :: R. C.

La «tentacular» artista, empeñada en fusionar hechos y ficciones, repasa tres décadas de trabajo en el Reina Sofía

M. LORENCI

Madrid. En una pared del centenario edificio Sabatini del Museo Reina Sofía enumera Dora García (Valladolid, 1965) un centenar de «obras de arte imposibles». Propuestas como «vivir la vida de otro», «ver el alma humana», «ser transparente» o «ignorar la muerte». Explica la artista que «toda obra de arte es la aceptación del fracaso» y que muchas de las obras que exhibe en 'Segunda vez', la muestra que presenta en el 'Reina', son «tentativas resignadas» de materializar ese arte imposible que ella «narra» de forma compulsiva «agujerando la realidad» y fundiéndola con la ficción.

Un arte «tentacular» para Teresa Velázquez, comisaria junto a Manuel Borja-Villel, director del museo, de una exposición que recoge trabajos de García desde finales de los 90 hasta hoy. Incluye performances, proyecciones, instalaciones, vinilos, textos y dibujos desplegados hasta el 3 de septiembre por tres plantas del museo. Propuestas con las que la artista «agujerea» la realidad y la infiltra de arte mezclando sus «performances delegadas» -con personajes vivos y la implicación del público-, con la palabra y el vídeo «y difuminando el límite entre lo real y lo imaginario», según la comisaria.

Las propuestas de García exploran los procesos comunicativos y culturales desde su convicción de que «no hay separación entre la ficción y la realidad», según Borja-Villel. De ahí que el recorrido empiece bajo una lapidaria y aclaratoria frase: «Hay un agujero en lo real». Alude a la capacidad «inquietante y ambigua» que Jacques Lacan detectaba en el lenguaje y remite «a esa parte de nuestra realidad que nunca conseguimos representar a través del discurso ni de la imagen», según la artista.

La muestra se articula como una compleja red de referentes intelectuales, de los literarios a los psicoanalíticos como Joyce, Kafka, Walser, Lacan o Basaglia, hasta los marginales o heterodoxos como Antonin Artaud, Lenny Buce y Allan Kaprow. Con piezas como 'Los artistas de verdad no tienen dientes' (2009), 'El artista sin obra' (2009) o 'Lo inadecuado' -que llevó en 2010 a la bienal de Venecia-, la muestra incide en las tres constantes en la trayectoria de Dora García: la performance, el psicoanálisis y la política.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos