«El dolor por mi hermano me acompañará toda mi vida»

Joaquin Phoenix y Rooney Mara, protagonistas de 'María Magdalena'. :: r. c./
Joaquin Phoenix y Rooney Mara, protagonistas de 'María Magdalena'. :: r. c.

El polifacético intérprete da vida a Jesucristo en la película 'María Magdalena', encarnada por su novia, Rooney MaraJoaquin Phoenix Actor

MARÍA ESTÉVEZ LOS ÁNGELES.

Joaquin Phoenix es lo contrario a un actor narcisista. Para él los personajes son su escape, la forma de huir de sí mismo. Su última película es 'María Magdalena', la visión de la vida de Jesús (a quien interpreta el actor) desde la perspectiva de su única discípula, encarnada por su pareja, la actriz Rooney Mara. La cinta reclama el papel de la mujer en la evangelización, una narración relevante en tiempos de #TimesUp y siendo la primera película de la compañía de Weinstein que se estrena tras el escándalo.

-¿Cómo ha sido meterse en la piel de Jesucristo?

-No te voy a negar que dudé. Fue una decisión difícil porque es una de las figuras más reconocidas de la historia. Pero leyendo el guion descubrí que también era una historia muy emotiva. Siempre que me enfrento a un papel siento miedo por sus expectativas. En este caso, me supera lo que el público pueda esperar de mi interpretación. He intentado recordarme en todo momento que Jesús era un hombre.

-La cinta ofrece una visión feminista de María Magdalena.

-Me parece increíble que se haya tardado tanto tiempo en cambiar su imagen. La Biblia solo tiene dos opciones para las mujeres: o virgen o prostituta, la pecadora. Gracias a las guionistas, ambas mujeres, entendemos que la figura de Magdalena es la del decimotercer apóstol. Hemos corregido el mito, perpetuado hoy en día, de que era una prostituta, cuando no lo era. Durante mucho tiempo se excluyeron sus observaciones, sus sentimientos, su vida al lado de Jesús y su experiencia. Me parece relevante la película ahora, cuando hay un movimiento que va a acabar con esa intención de excluir a las mujeres.

-¿Qué le parece que muriera crucificado?

-Es su sacrificio por la humanidad. Él no quería morir, pero se muestra dispuesto a hacerlo por los demás. Hablamos de un periodo de la historia donde una deformidad o una minusvalía eran consideradas posesiones del demonio. El poder se ejercía desde la crueldad y la brutalidad. Jesús fue un hombre tocado de sensibilidad, de generosidad, dispuesto a ayudar a la comunidad. Su personalidad es maravillosa.

-¿Se ha contagiado de las enseñanzas de Jesús?

-Enseñaba desde la humildad. Impartió lecciones increíbles sobre humanidad. Uno no necesita ser miembro de su iglesia para conectar con su doctrina. La representación espiritual del reino de los cielos es accesible a todo el mundo, porque todos somos carne y espíritu. Entender al personaje confirma, de alguna manera, lo que siempre he sentido de una forma natural.

-¿Cree en la violencia?

-No. Cualquier tipo de agresión surge del aprendizaje. Si nos entrenamos a reaccionar de una manera, lo hacemos instintivamente. Debemos entrenarnos para tener paciencia y dialogo. Debemos aprender a comunicarnos sin violencia.

-¿Es pacifista?

-Sí. Para mí es frustrante ver el estado del mundo. A veces me agobia. Da igual donde mires, uno se encuentra con violencia. Es una epidemia. Yo hago lo que puedo en mi vida. Mi familia es mi refugio.

-¿Espera que su interpretación afecte a la audiencia?

-Quiero que respondan de una forma positiva. No a mi interpretación sino al mensaje del filme. No estoy en posición de sugerir nada a nadie, que cada uno viva su vida como le dé la gana. No es mi trabajo enseñar. Quiero regalarles dos horas de una narración original. Nada más.

-¿Vive la historia en paralelo a la tragedia de su hermano River?

-La gente tiene su propia idea de lo que viví con la muerte de mi hermano, pero es algo que han creado gracias a lo que ha dicho la prensa. Cómo viví el duelo por River es algo que nadie sabe y que no les concierne. Ese dolor me acompañará durante toda mi vida. He enfrentado la muerte de mi hermano de una manera diferente a como se ha escrito en los periódicos. No quiero vender ninguna película sobre mi propia experiencia porque no sería bueno para mi trabajo. Nunca lo hice y no lo haré.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos