El dividendo social, «un compromiso, no una moda»

F. D. SAN MILLÁN

Tras la firma del convenio y de que el prior del monasterio, Pedro Merino, mostrase a los firmantes del convenio y acompañantes algunos de los ejemplares ya restaurados y los que se recuperarán ahora, la consejera mostraba el agradecimiento a la Fundación Iberdrola, «porque siempre está apoyándonos en todo lo que tiene que ver con el monasterio de Yuso», subrayando que «no solamente ha colaborado con todo aquello que tiene que ver con el desarrollo energético, sino que, también en aquello que está relacionado con el desarrollo cultural, como es el caso de los libros de esta biblioteca», señaló Leonor González.

Por su parte, el director de la Fundación Iberdrola, Ramón Castresana, tras hacer hincapié en la importancia de La Rioja para Iberdrola, recordó que «en nuestros estatutos de la compañía, a propuesta de nuestro presidente, Ignacio Galán, se hizo una modificación donde hemos incorporado el concepto de dividendo social, que para nosotros es un compromiso, no es una moda, y que consiste en que parte de lo que recibimos de la sociedad, se lo devolvemos con nuestro apoyo a estas causas culturales».

En ese sentido, añadió: «Siempre buscamos apoyar proyectos que tengan una duración a largo plazo, es decir, no es una exposición que dura un tiempo determinado, sino que buscamos actuaciones que puedan perdurar en el tiempo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos