Un disco recoge grabaciones del arnedano Ángel Beriaín

Osés, Beriaín, el alcalde Javier García, Fernández-Velilla y Arturo Colina, ayer en la presentación. :: E.P./
Osés, Beriaín, el alcalde Javier García, Fernández-Velilla y Arturo Colina, ayer en la presentación. :: E.P.

El Gobierno de La Rioja y el Ayuntamiento de Arnedo editan esta obra para plasmar la carrera del prestigioso músico

E. PASCUAL

arnedo. «Joven, ¿cómo se llama? Usted tiene un sonido muy bonito». Fue el halago que le brindó al entonces joven arnedano Ángel Beriaín el maestro Sergio Celibidache, el maestro de la Filarmónica de Berlín.

Hoy, a sus 80 años, con reconocimientos como la Medalla de Oro de Bellas Artes y la Cruz de los Caballeros de la Orden del Mérito Civil, concedida por el rey Juan Carlos I, Ángel Beriaín es uno de los músicos riojanos de referencia en el siglo XX. Como homenaje a esa trayectoria, en la que fue solista de oboe en la Orquesta Nacional de España durante 30 años, y dado que su relato avanza a través de las artes y la industria del pasado siglo, la exposición La Rioja Tierra Abierta enmarca la edición de un disco con grabaciones en directo de interpretaciones suyas de composiciones significativas.

«Es importante que la parte de nuestro patrimonio inmaterial se recoja en una obra», expuso ayer el director general de Cultura y Turismo, Eduardo Rodríguez Osés, en la presentación del disco editado por el Gobierno de La Rioja y el Ayuntamiento arnedano con la colaboración de Fundación Caja Rioja.

Añorando que no haya registros de ilustres arnedanos como Celso Díaz o Agustín Ruiz, en la inquietud de Aurelio Fernández-Velilla, director de la Agrupación Musical Santa Cecilia, estaba dejar plasmado cómo sonaba Beriaín. Así, pensando en que «las futuras generaciones puedan escuchar cómo era como músico», recopiló grabaciones con él como solista con corno inglés. Entre ellas, obras para corno inglés de Carlo Yvon, Walter Piston, Alessandro Marcello, Vivaldi y las jotas 'Viva mi pueblo' y 'A mi pueblo'.

Emocionado, Beriaín agradeció el homenaje acompañado de amigos y familiares. «Los del oboe estamos un poco 'piraos' -sonreía-. Requiere sacrificio, hace falta estudiar mucho». Autodidacta y sin medios en una niñez de posguerra, llamó a los jóvenes a buscar un buen profesor y a aprovechar las oportunidades que hoy se les prestan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos