«Las dietas que únicamente cuentan las calorías no tienen sentido»

Xevi Verdaguer es un referente en medicina integrativa en nuestro país. :: l.r./
Xevi Verdaguer es un referente en medicina integrativa en nuestro país. :: l.r.
Xevi Verdaguer Psiconeuroinmunólogo y divulgador

El autor del libro 'Transforma tu salud' participa hoy en el Aula de Cultura con su método basado en la alimentación, ejercicio, gestión del estrés y la reducción de tóxicos

Estíbaliz Espinosa
ESTÍBALIZ ESPINOSALogroño

Sumar un poco cada día en favor de nuestra alimentación y hábitos, y hacerlo de forma personalizada es la clave para trasformar nuestra salud. Al menos, así lo defiende en su libro y lo aplica en sus clínicas Xevi Verdaguer, quien esta tarde participa en el Aula de Cultura de Diario La Rioja-UNIR (se puede seguir en directo en este enlace) con una didáctica conferencia, en la que arrojará luz sobre aquellos desequilibrios que ensombrecen nuestro bienestar cotidiano y nuestra salud. Además de psiconeuroinmunólogo y fisioterapeuta, Verdaguer es un divulgador nato que predica con el ejemplo.

-Supongo que las hormonas y las bacterias intestinales serán las grandes protagonistas de su conferencia en Logroño.

-Exactamente. De hecho vamos a ayudar a las personas a identificar si tienen un acúmulo de hormonas femeninas o masculinas en su cuerpo porque, por ejemplo, hay muchas patologías relacionadas con un exceso de estrógenos (hormona femenina) que derivan en problemas como colon irritable, migrañas, dolores crónicos, mamas fibrosas, dolores menstruales o alergias. Ante esto último, unos toman antihistamínicos naturales, otros químicos, pero ¿quién dirías que lo hace mejor? Ninguno, porque se trata de un problema hormonal. ¿Que un día tienes que tomar un antihistamínico para apagar un fuego? Esto lo haces con el especialista, pero nosotros nos encargamos de arreglar el mecanismo por el cual se desarrollan las enfermedades.

La cita

Cuándo
Hoy, jueves 9 de noviembre a las 20.00 horas
Dónde
Aula de Cultura de Diario LA RIOJA - UNIR

-Luego van al origen del problema.

-Sí, y una vez identificado damos propuestas específicas para, en este caso, poder eliminar bien los estrógenos.

-Aunque los problemas de salud no son generalizables, deme unas pautas de alimentación que sirvan para todo el mundo.

-Es evidente que tomar muchas grasas trans (presentes en los aceites refinados, la bollería industrial y los azúcares edulcorantes) no le va bien a nadie, aunque tomarlas puntualmente no estropea tu sistema de salud si haces bien las cosas. Pero hay alimentos que a ciertas personas les generan muchos problemas digestivos. Por ejemplo, hay a quienes el ajo, la cebolla, el pimiento rojo y el pepino les repite, y es porque sulfatan lento, es decir, porque eliminan despacio las hormonas masculinas y femeninas. A estas personas les van mal los cítricos y los alimentos con gluten.

-Dice que nuestro cerebro y el intestino (el segundo cerebro) están tan íntimamente relacionados que a través de los gases y los excrementos se puede saber cómo se encuentra una persona emocionalmente. Póngame un ejemplo.

-Se sabe que las personas con depresión tienen una microbiota (bacterias intestinales) alterada. En este sentido, hay quienes suelen padecer más gases sin olor por exceso de metano y estreñimiento, lo que se ha relacionado con problema de falta de serotonina, y muestran síntomas como ansiedad por los dulces, problemas para dormir, dolores de cabeza, contracturas, tristeza o depresión. Muchas de ellas toman antidepresivos o pastillas para dormir, cuando el problema está a nivel intestinal.

-Luego la clave de nuestra salud está en el equilibrio entre el primer cerebro, el intestino y las hormonas. ¿De cuál de estas tres patas cojeamos más?

-Todo es importante y está relacionado. Con los miedos verás que tienes diarrea, mientras que si te vas de vacaciones puedes pasar varios días sin ir al baño. El intestino es el mismo pero tu cabeza está en un sitio que no conoce y hay unas inseguridades o vigilancias diferentes de la comodidad que sientes en casa, aunque a todas las personas no les ocurre esto. A nivel intestinal pasa lo mismo, el colon irritable está muy relacionado con gente con problemas de ansiedad o depresión. Y respecto a las hormonas sexuales, por ejemplo, la falta de progesterona está relacionada con las chicas con ovarios poliquísticos o con ciclos menstruales cortos, que suelen ser más nerviosas y con tendencia a los miedos. Por eso las fobias son más habituales en el sexo femenino. En el fondo lo que hay que hacer es poner orden en este sistema en el que todo está conectado.

-¿Qué cantidad de vino es recomendable para mantener nuestra salud hormonal equilibrada?

-Para la salud del corazón un vaso es muy sano; para la salud hormonal con 100 mililitros de vino (dos dedos) aumentan los estrógenos un 20%, algo que no es negativo a no ser que se tenga exceso de estrógenos. Hay chicos que no los eliminan bien y con un par de copas al día notan que aumentan su caderas, muslos, pechos y culo, que es donde los estrógenos distribuyen las grasas, por eso las mujeres engordan con facilidad en estas partes. Luego el vino es sanísimo para muchas personas y no tanto para otras, y además tiene otras propiedades muy buenas para las bacterias del intestino, por ejemplo.

-¿Qué comer para mantener a raya el estrés?

-Hay dos bacterias muy concretas que reducen el cortisol, que es la hormona del estrés, y que mejoran mucho cuando comemos kefir y arándanos silvestres (25 gr. diarios).

-¿Y para acabar con el insomnio?

-A veces viene dado por la falta de estrógenos, fabricantes de la serotonina y melatonina que nos ayuda a descansar, y por eso con la menopausia o con la edad dormimos menos horas y peor. Otras veces la falta de serotonina es porque el intestino no está bien, luego tomar un suplemento con las bacterias que ayudan a fabricarla nos ayudará.

-También proporciona en su libro una relación de alimentos que ayudan a adelgazar.

-Se ha comprobado que la gente con sobrepeso u obesidad tiene una alteración de las bacterias intestinales, por eso las dietas que únicamente cuentan calorías no tienen sentido. No habrá nunca una dieta que vaya bien a todo el mundo. Cuando hablo de alimentos que ayudan a adelgazar hablo de los que mejoran las bacterias que la gente con sobrepeso tiene habitualmente bajas, concretamente los arándanos, las uvas, el té verde... Otras veces es el exceso de estrógenos lo que provoca sobrepeso, por tanto no hablo de calorías sino de ayudar al hígado, al intestino a equilibrar las hormonas.

-Pero nuestra salud no se limita a la alimentación, pasa también por el ejercicio, los hábitos, el descanso, las emociones...

-Sí, en el capítulo de la salud intestinal hablo también de la importancia de la vitamina D, relacionada con las horas de sol a las que está expuesta tu piel. A veces nos empeñamos en tomar alimentos probióticos (fermentados) y manipular la dieta cuando quizá el problema esté en los niveles bajos de vitamina D, por lo que el ejercicio físico sería lo más adecuado para mejorar la capacidad endógena de fabricar antioxidantes y equilibrar las bacterias intestinales.

-¿Usted tiene perfectamente controlada su salud?

-Cada día sumo cosas que favorecen mi salud. Al final del libro y de mis conferencias recomiendo que lo indispensable es tener la información para identificar dónde fallamos y poder mejorarlo. Aunque obsesionarnos con la alimentación o el ejercicio puede ser precisamente el causante del estrés que no consiga cambiar nuestra salud. Pienso que, una vez que sabes lo que tienes que mejorar, hay que intentar sumar cosas y, de vez en cuando, saltarse completamente la alimentación o suplementación porque no por ello se pierde la salud. Yo me autoimpongo una vez a la semana ir a merendar o cenar cosas que sé que a mi intestino no le van bien, pero que a nivel social me hacen estar más relajado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos