Diego 'El Cigala' cierra su gira por España y estrena un documental a ritmo de salsa

VÍCTOR NÚÑEZ JAIME MADRID.

El cantaor Diego 'El Cigala' se baja de un porsche color plata, se acomoda su largo abrigo negro y unas gafas del mismo color, deja ver sus pulseras, anillos y pendientes dorados, y entra a paso veloz en un céntrico restaurante madrileño para contar que, después de cantar boleros, tangos y son cubano, se ha pasado a la salsa. Lleva varios meses poniendo a bailar a América Latina con ese ritmo caribeño y ahora planea hacerlo con el público de la capital de España. El próximo 27 de noviembre dará un concierto en el madrileño Nuevo Teatro Alcalá, acompañado por los once músicos que la Cali Big Band de Colombia.

«La salsa y el flamenco son primos hermanos. Ambos con callejeros, de barrio, llenos de improvisación, acompañados por las palmas y con letras de amor, desengaño y alegría. Todo eso los une», explicó en rueda de prensa el hombre que trascendió el 'cante jondo' hace una década usando como trampolín el piano del gran músico Bebo Valdés.

'El Cigala' también ha venido a España desde República Dominicana, donde reside desde hace unos años, para estrenar un documental. Se llama 'Indestructible', está dirigido por David Pareja, constituye un recorrido por la historia de salsa y estará en las pantallas de los cines a partir del próximo fin de semana. Muestra cómo ha grabado éxitos salseros como 'Periódico de Ayer', 'Juanito Alimaña', 'El Ratón' o piezas más románticas como 'Conversación en Tiempo de Bolero' y 'Cómo Fue', en escenarios de Colombia, Nueva York, Cuba, Puerto Rico, Madrid, Miami o República Dominicana. En diciembre lo presentará en La Habana (Cuba), donde también dará un concierto.

Diego 'El Cigala'

Muchas guitarras

La idea de que el cantante se aventurase en el mundo de la salsa fue de su esposa, Amparo Fernández. Cuando ella falleció en el verano de 2015, 'El Cigala' se involucró de lleno en este proyecto y para su disco 'Indestructible' el artista puso sus cinco sentidos y todo su talento en una obra altamente pegajosa y bailable. «El concierto del próximo lunes cierra nuestra gira española, pero nos queda otro tramo por América. Es que del otro lado del charco nos quieren mucho. México, Argentina, Colombia... siempre nos reciben con los brazos abiertos y saben apreciar nuestra música mejor que nadie», expresó.

El cantaor ya planea volver al estudio de grabación para hacer un nuevo disco. «Será mi vuelta al flamenco y espero que esté lleno de muchas guitarras».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos