Detienen a un grupo de menores por vejar y abusar de una niña en las fiestas de Alicante

Un grupo de agentes de la Policía Nacional, en Alicante. :: /J. C. SOLER
Un grupo de agentes de la Policía Nacional, en Alicante. :: / J. C. SOLER

Los nueve arrestados están acusados de un delito contra la integridad moral y cinco de ellos, además, de agredir sexualmente a la chica

J. L. A.

La Policía Nacional ha detenido en Alicante a nueve menores por su presunta participación en un delito contra la integridad moral cometido sobre una compañera de colegio a la que acosaban. Cinco de ellos, además, están acusados de un delito de abuso sexual.

Fuentes de la Comisaría de Alicante explicaron que los hechos se descubrieron después de que a mediados de septiembre la víctima, de 16 años, denunciara que era objeto de burlas e insultos de forma habitual por parte de algunos compañeros de su colegio. La menor, estudiante de segundo de Bachillerato, sufría burlas y comentarios en público durante las horas de clase. Esas descalificaciones e improperios se extendieron también a las redes sociales. Algunos compañeros habían colgado fotografías suyas con comentarios obscenos, vejaciones que, según las mismas fuentes, «afectaron a su salud y rendimiento escolar».

Los agentes del Grupo de Menores encargados de la investigación averiguaron que las humillaciones hacia la chica se iniciaron a finales del curso pasado, cuando varios compañeros la rodeaban frecuentemente en los pasillos del centro educativo y se reían de ella en público. Sin embargo, los hechos no quedaron ahí. Durante la festividad de las hogueras de San Juan, en Alicante, la menor fue, además, víctima de un delito de abuso sexual por parte de cinco de sus compañeros.

Según la Policía, la agresión ocurrió cuando se encontraba en una conocida barraca -chiringuito donde se come y bebe durante los días de fiesta- del centro de Alicante. Aquella noche cinco de los jóvenes la rodearon y empezaron a empujarla y a realizarle tocamientos en sus partes íntimas hasta que la chica finalmente pudo escapar. Las pesquisas concluyeron con la detención de los nueve jóvenes presuntamente implicados por un delito contra la integridad moral, de los que cinco, además, están acusados de un supuesto delito de abuso sexual.

Este caso de 'bullying' se suma a otro recientemente ocurrido también en la capital alicantina. A finales de septiembre la víctima fue un niño de 13 años que sufre hemofilia. Los hechos ocurrieron el día 20 en el instituto El Pla.

Según la denuncia de la madre, el muchacho era víctima de burlas e insultos desde principios de curso por parte de uno de sus compañeros de clase. El chico, cansado de las vejaciones, se lo dijo a un profesor, que echó de clase al autor. A la salida de instituto, el menor y un amigo fueron rodeados por varios alumnos, entre ellos el que había sido expulsado y su hermano. Ambos la emprendieron a golpes contra el muchacho hemofílico, mientras el grupo les jaleaba. El Grupo de Menores identificó a seis de los implicados en los hechos.

Desde la Dirección General de la Policía recuerdan a todos los jóvenes que si son víctimas de algún tipo de acoso por parte de un compañero deben acudir a un adulto, padre, profesor o, incluso, a un policía para contar lo que le está sucediendo, dado que en muchas ocasiones puede haber un delito. Además, la Policía insiste en que si alguien es testigo de un caso de acoso tiene que denunciarlo para no ser cómplice de los maltratadores.

Asimismo, la Dirección General de la Policía pide a los padres o profesores que observen a sus hijos o alumnos, dado que los cambios de humor y de conducta e, incluso, si fingen enfermedades para no ir a clase, pueden ser señales de que está siendo víctima de 'bullying'.

Los jóvenes víctimas de acoso pueden denunciar su caso en el teléfono gratuito 900.018.018 o en el correo seguridadescolar@policia.es

Fotos

Vídeos