Dos detenidos en Holanda por la distribución de huevos contaminados

La Agencia británica de Seguridad Alimentaria (FSA) detecta varias partidas con 700.000 unidades infectadas por el insecticida

DORI AYLLÓN

Los gobiernos de Bélgica y Holanda realizaron registros de manera coordinada dentro de la investigación abierta por el escándalo de los huevos contaminados con el insecticida fipronil. En el transcurso de la operación se procedió a detener a dos administradores de la compañía holandesa Chickfriend, que se encuentra en el origen del escándalo junto con al proveedor belga Poultry-Vision. Según recoge el diario 'Het Laatste Nieuws', las inspecciones fueron realizadas en ocho localidades de la región de Flandes, en el norte de Bélgica, en empresas especializadas en la desinfección de explotaciones agrícolas.

La crisis, originada la semana pasada en Bélgica y Holanda -también en algunas granjas de Alemania-, afecta ya a Francia, Suiza, Suecia, Reino Unido, Dinamarca, Luxemburgo, Italia, Rumania, Austria, Polonia, Irlanda, Eslovaquia y Eslovenia e, incluso, a Hong Kong, según informa el sistema de alerta rápida de alimentos y piensos de la Comisión Europea.

Para bocadillos y ensaladas

Por su parte, la Agencia británica de Seguridad Alimentaria (FSA) explicó que «es probable que el número de huevos que llegaron a Reino Unido sea cercano a los 700.000». Estos huevos no se vendieron directamente al público, sino que fueron utilizados para la fabricación de alimentos, sobre todo para rellenos de bocadillos y otros productos refrigerados, como ensaladas. A pesar de que sea «muy improbable que estos huevos planteen un riesgo para la salud pública», según la FSA, los productos afectados que no han sido consumidos y serán retirados de las estanterías de los comercios.

El fipronil es un insecticida que se encuentra en productos veterinarios utilizados para la higiene de los animales de compañía, contra las pulgas, las garrapatas y los ácaros. En altas dosis, este pesticida «puede provocar vómitos y problemas neurológicos», explica la Organización Mundial de la Salud.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos