Detenido en Sevilla un hombre de 35 años que contactó con 140 menores a través de Internet

CECILIA CUERDO SEVILLA.

El juez de Sevilla ha ordenado el ingreso en prisión de un hombre de 35 años que contactó a través de internet con más de 140 menores. El hombre, acusado de un presunto delito contra la libertad sexual de los menores, se hacía pasar en internet por una niña de 13 años que, tras identificar a sus posibles víctimas, les pedía amistad. Posteriormente les solicitaba fotos y vídeos de contenido sexual. Para tratar de convencerlos, el individuo llegó a enviar vídeos donde se veía a una menor masturbándose.

Fuentes de la Policía Nacioanal explicaron que la investigación se inició el 5 de noviembre gracias a la denuncia presentada por el padre de un menor. En ella relató que su hijo había sido engañado por el usuario de una red social que le solicitaba fotos de carácter íntimo y contactar por medio de una aplicación de mensajería en el teléfono móvil. A los pocos días, el padre de otro menor de 12 años acudió a la comisaría para presentar una denuncia similar a la anterior, en la que el individuo estaba incitando a su hijo «a que le enviara fotos de índole sexual».

Los agentes, tras rastrear las redes sociales, localizaron al sospechoso, un adulto residente en Sevilla al que ya le constaban antecedentes policiales por una actuación similar. Los investigadores averiguaron que este hombre, tras ganar la confianza de los menores, intentaba quedar con las víctimas para practicar sexo, bien de forma voluntaria o mediante amenazas de hacer públicas las fotos o vídeos que los chavales le habían enviado. El presunto pederasta fue localizado y detenido en las inmediaciones de su domicilio. En su poder llevaba un teléfono móvil en el que, tras un primer análisis, se pudo determinar que contactó con al menos 140 menores, todos ellos residentes en la capital hispalense.

Tras ordenar su ingreso provisional comunicada y sin fianza, el juez de Sevilla ordenó que sea analizado el teléfono móvil del detenido para identificar a posibles nuevas víctimas y determinar si se llegaron a producir contactos físicos con los menores a los que acosó o solo se trató de intercambio de material informático.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos