Detenido un menor por dar una brutal paliza a su madrastra embarazada

O. S. / C. T.

Una mujer de 42 años, embarazada de cuatro meses, sufrió en la madrugada del pasado sábado una paliza que a punto estuvo de acabar con su vida. La víctima se recupera en el Hospital de Jove, en Gijón, de la brutal agresión que tuvo lugar en su domicilio, en el barrio de La Calzada. Aunque en un primer momento se temía lo peor, los facultativos confirmaron a la madre que la gestación sigue su curso. La afectada es muy conocida en la zona por regentar desde hace años el bar Castilla, situado en la calle Domingo Juliana. La Policía Nacional detuvo horas después a un joven de quince años de etnia gitana, hijo de su compañero sentimental, como sospechoso del ataque. Fue puesto en libertad con cargos a la espera de que continúen las investigaciones. Las pesquisas de las fuerzas de seguridad siguen abiertas, ya que se intenta determinar si en la agresión participaron terceras personas.

Al parecer, según explicaron fuentes del entorno, la víctima quedó inconsciente tras un intento de asfixia, lo que hizo creer al agresor que la había matado. Huyó precipitadamente del domicilio, lo que evitó que la paliza tuviera consecuencias probablemente fatales.

Fotos

Vídeos