«La 'desextinción' no va a ser una revolución», advierte la bióloga celular Helen Pilcher

DANIEL CABORNERO

Madrid. «El 'Tyrannosaurus rex' o el diplodocus nunca serán resucitados», dice Helen Pilcher cuando alguien menciona 'Jurassic Park'. Bióloga celular y comediante a partes iguales, admite su gusto por la saga cinematográfica pero recuerda «que es una obra de ficción». Por eso insiste en la idea, arraigada en la mayor parte de la comunidad científica, de que las proteínas o cualquier otro material genético no sobreviven más allá del millón de años; y los dinosaurios se extinguieron hace unos 65 millones.

«Sí que tenemos descendientes a nuestro alrededor, como algunos pájaros. Es maravilloso que pelis así inspiren a la gente sobre cuáles son las posibilidades científicas», subraya la neurocientífica y escritora británica, que promociona su libro 'Que vuelva el rey' (Biblioteca Nueva).

Aborda la 'desextinción', o resucitación de especies animales, desde el humor pero con rigor. «No será una revolución. Se hará lentamente, con cuidado. Los científicos tienen estrictos códigos éticos y necesitan una aprobación ética de cada experimento», destaca Pilcher. «Tenemos que pensar qué necesidades hay, por qué lo desarrollan y qué repercusiones tiene», plantea. «La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, que se encarga de catalogar las especies que están o no están en peligro, cuenta con patrones que los científicos deben considerar para 'desextinguir'», explica la autora de un ensayo cuya coartada mediática es Elvis Presley. Entre el rey del Jurásico y el rey musical, Pilcher piensa que «las repercusiones a largo plazo podrían ser verdaderamente emocionantes».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos