«La desaparición del mundo campesino nos ha dejado huérfanos de pasado»

El autor catalán, experto en cultura rural y territorio, presenta en el Ateneo 'Vidas a la intemperie' Marc Badal Escritor

J.S. LOGROÑO.

«Somos los descendientes del campesinado. En sentido figurado y literal. Provenimos de un mundo que no hemos conocido y serán otros quienes nos cuenten cómo era. Los campesinos no pueden hacerlo. Han desaparecido y nunca escribieron su historia. Vivimos en el mundo que crearon. No podemos dar un solo paso sin pisar el resultado de su trabajo. Tampoco abrir los ojos sin ver el trazo de su huella. Una obra que es todo lo que nos rodea. Todo aquello que pensamos que es tan nuestro por el hecho de estar ahí. De toda la vida».

El escritor catalán Marc Badal presenta en el Ateneo Riojano (a las 17.30 h.) 'Vidas a la intemperie. Nostalgias y prejuicios sobre el mundo campesino' (Pepitas de calabaza), un libro, tal como lo presenta la editorial, «que invita, una vez más al pensamiento libre y a la reflexión» y «un homenaje a la libertad más aguda».

Desde hace más de quince años, Marc Badal Pijoan (Barcelona, 1976) compagina la investigación y la dinamización en el ámbito de la agroecología y el desarrollo rural con las tareas cotidianas en varios proyectos de recuperación de núcleos de montaña abandonados. Actualmente vive en un caserío en la vertiente norte del Pirineo navarro, donde ha puesto en marcha un obrador artesanal de pensamiento aplicado en torno a la cultura rural y el territorio.

Mediante una recopilación de citas e historias, en 'Vidas a la intemperie' Badal va tejiendo cuidadosamente multitud de voces que nos ayudan a entender los diversos mundos campesinos, haciéndonos transitar durante la lectura entre los «prejuicios y las buenas intenciones», entre barros y edenes.

El libro habla de la pérdida de un mundo compuesto por muchos pequeños mundos que, como advierte el autor, se han ido alejando de nuestras latitudes en silencio, víctimas de un «etnocidio con rostro amable». Defiende la necesidad de recuperar las «ruinas que explican nuestro tiempo», cuestionando la mirada sobre el mundo rural que se produce desde los grupos normativos, aquellos que pueden generar normas y representaciones colectivas con mayor eficacia. Se propone ampliar la perspectiva «urbana desde la que se ha escrito la historia» y que ha definido «lo relevante y lo memorable». «En este sentido -como apunta Irene García Roces en el prólogo-, nos invita a un viaje al pasado que nos permite comprender un presente en el que nos hemos quedado huérfanos».

«La desaparición del mundo campesino en nuestros territorios ha supuesto un corte histórico que nos ha dejado huérfanos de nuestro pasado», afirma Badal.

Otros títulos del autor son 'Cuadernos de viaje. Fragmentos y pasajes históricos sobre semillas' (2016); 'Mundo clausurado. Monocultivo y artificialización' (2016); 'Fe de erratas. La agitación rural frente a sus límites' (2011) y 'Los pies en la tierra. Reflexiones y experiencias hacia un movimiento agroecológico'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos