Las denuncias de Juana Rivas, en el limbo judicial

Juana Rivas aplaude, ayer, durante el foro en el Colegio de Procuradores de Madrid. :: alberto ferreras/
Juana Rivas aplaude, ayer, durante el foro en el Colegio de Procuradores de Madrid. :: alberto ferreras

La madre granadina afirma que ni los tribunales españoles ni los italianos investigan sobre su caso de violencia de género

DANIEL ROLDÁN MADRID.

Juana Rivas denunció ayer la indefensión que siente por los vericuetos legales que ha tomado su caso. En un foro sobre los derechos del menor organizado por el Colegio de Procuradores de Madrid, explicó entre lágrimas que no entendía cómo ha llegado a esta situación, que le ha llevado a perderse el cuarto cumpleaños de su hijo pequeño. Tanto él como el mayor, de once años, permanecen en Carloforte, la isla situada al sur de Cerdeña con su padre, Francesco Arcuri. «Mis hijos sufren con su padre», comentó Rivas, que se quejó de la situación judicial que está viviendo. «Ni la justicia italiana ni la española están investigando las denuncias de violencia de género», agregó Francisca Granados, asesora jurídica del Centro Municipal de la Mujer de Maracena (Granada). Granados afirmó que Rivas acudió a los «servicios sociales y a los vecinos» en Italia -no a los tribunales- para denunciar los casos de violencia machista.

En España, tampoco se le hizo caso. «Hay informes de expertos que acreditaban este horror. Mi hijo mayor rogó que se le escuchara y no he recibido respuesta», aseguró, con la voz entrecortada, la madre granadina. En cambio, recordó Rivas, ella se tiene que enfrentar «a seis años de cárcel» por secuestrar a los menores de su casa en Italia y llevárselos a Granada y por desobedecer los diferentes requerimientos judiciales para entregarlos al padre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos