Cuatro menores convivieron varios días con los cadáveres de su madre y su novio

Entrada de la vivienda de La Zarza donde falleció la pareja. :: EFE/
Entrada de la vivienda de La Zarza donde falleció la pareja. :: EFE

La pareja, que podría haber muerto por una sobredosis, fue localizada en su habitación tras una conversación de los niños con el casero

R. C.

Huelva. Cuatro hermanos, de entre cinco y trece años, convivieron durante varios días con los cadáveres de su madre y de su compañero sentimental sin que nadie en el pueblo onubense en el que residían se percatase de la situación. Los cadáveres de la pareja fueron descubiertos el sábado, en la pedanía de La Zarza, perteneciente a Calañas (Huelva), por su casero, el vecino que unas semanas antes había alquilado la vivienda a esta pareja.

Las autopsias de los fallecidos aclararán en las próximas horas la causa de la muerte de esta pareja, pero los primeros indicios de la investigación realizada por la Guardia Civil apuntan a la posibilidad de que sufriesen una sobredosis por consumo de estupefacientes.

Los cuatro menores, hijos de relaciones sentimentales previas de la mujer, según explicaron a los investigadores, estaban acostumbrados a cuidarse en muchas ocasiones los unos a los otros, y no les extrañó mucho que su madre y su novio no saliesen en días de la habitación en la que les hallaron muertos. Los chicos, que en la actualidad están bajo la custodía del padre biológico de tres de ellos, custodia que ya había reclamado, se habrían organizado para vestirse solos y prepararse alguna cosa para comer en los días que los adultos permanecieron en la habitación, posiblemente ya muertos. Ahora serán los Servicios Sociales de la Junta de Andalucía los que decidan sobre las medidas a tomar con los cuatro hermanos.

La fallecida era natural del pueblo, pero había vivido años fuera hasta que regresó hace un mes.

Fotos

Vídeos