Crean la primera unidad de atención a supervivientes de cáncer infantil

El Hospital Niño Jesús busca tratar precozmente las complicaciones que sufrirán tres de cada cuatro de estos pacientes a lo largo de su vida

A. TORICES

Madrid. Los avances médicos han permitido que la supervivencia en España de los niños que padecen cánceres infantiles sea del 80% a los cinco años. Esta cifra tan esperanzadora tiene sin embargo una cara B. La evidencia de que tres de cada cuatro pacientes van a sufrir a lo largo de su vida complicaciones médicas derivadas del tratamiento, secuelas que para el 20% o 40% de ellos serán dolencias de gravedad. De hecho, los especialistas calculan que tienen seis veces más posibilidades que alguien de su edad de desarrollar otro cáncer y ocho veces más de padecer otro tipo de dolencia grave.

Es la razón de una iniciativa, pionera en España, que ha puesto en marcha el Hospital madrileño del Niño Jesús, referencia mundial en oncología pediátrica y el centro que trata un 15% de los tumores infantiles de todo el país. Ha comenzado a crear el primer registro de supervivientes de cáncer infantil, con los más de 1.500 tratamientos con éxito realizados desde 1990, que será la base con la que también pondrá a funcionar la unidad con la que hará el seguimiento médico de estos pacientes durante toda su vida.

La unidad de seguimiento se encargará de suministrar a cada paciente un informe sobre los efectos tardíos y los riesgos que pueden derivarse del tratamiento que ha recibido, acompañado de las pautas y hábitos de vida que tiene que seguir para minimizar las secuelas. Además, someterá a todos los ciudadanos de la base de datos a controles y consultas, para hacer un seguimiento psicosocial de su situación y necesidades y para poder diagnosticar de forma precoz cualquier patología que puedan sufrir.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos