«Soy más consumidora de 'ebooks' que de libros tradicionales»

Olivia Arnedo visualiza un libro de la plataforma 'eBiblio' en la Biblioteca de La Rioja. :: D.M.A./
Olivia Arnedo visualiza un libro de la plataforma 'eBiblio' en la Biblioteca de La Rioja. :: D.M.A.

La comodidad es la razón esencial por la cual los lectores prefieren leer a través del formato electrónico, como confiesa Olivia Arnedo

D. M. A. LOGROÑO.

Olivia Arnedo reconoce que, aunque había sido socia de la Biblioteca de La Rioja, su carné había caducado y vio en la plataforma 'eBiblio' una oportunidad para renovarlo. «Ahora soy más consumidora de 'ebooks' que de libros tradicionales, por comodidad, porque si el volumen es muy grande, ocupa y pesa en la mochila, mientras que el libro electrónico lo puedes llevar a todas partes y, si vas de viaje, es mucho más cómodo», reconoce, y, además, confiesa que «con el teléfono móvil leo mucho también, que es más versátil». Esta lectora, diseñadora digital de 39 años y usuaria de 'eBiblio', cuenta con la aplicación descargada tanto en su 'tablet' como en su 'smarphone', de manera que puede acceder a sus préstamos indistintamente en estos dos dispositivos, lo que supone una auténtica biblioteca personal efímera y virtual.

Olivia no esconde que el uso de esta plataforma ha mermado sus visitas presenciales a la Biblioteca de La Rioja, a donde ahora acude sólo de vez en cuando a tomar prestada alguna película. Lo que más suele utilizar ahora son las descargas, más de revistas que de libros, pero también libros para consulta. Si quiere echar un vistazo a una publicación periódica o buscar un dato, lo hace a través del teléfono, pero si ya va a leer de forma continua, prefiere la 'tablet'. «A mí me resulta más cómodo que antes, cuando hace años tenías que venir a renovar un préstamo si se te había agotado el plazo», admite Olivia.

LOS DATOS

usuarios de 'eBiblio' a través de la Biblioteca de La Rioja, de entre los 43
000 socios tradicionales.
1.500
referencias prestables, entre libros y revistas, a través de la plataforma 'eBiblio' en La Rioja.

No obstante, esta lectora combina los libros tradicionales con los electrónicos, aunque, reconoce, «es cierto que sí he dejado el papel un poco a un lado». Además, y al margen del servicio público, Olivia también descarga material a través de otras plataformas privadas. «Hoy en día, ya sea desde el 'iPad', el teléfono... es frecuente bajarte libros y leer. Hasta mi madre tiene un 'ebook', y yo creo que es por la comodidad», advierte, aunque no esconde que los libros tradicionales, en papel, «tienen su historia, a veces prefiero el libro físico, igual voy a la playa y me llevo los dos».

«Da igual si estás en casa o en Benidorm de vacaciones», expone Sonia Martínez

Por otra parte, María Rosario Monasterio es una bilbaína de 66 años, propietaria de una casa en Ezcaray, donde acude asiduamente a su biblioteca municipal. Todos los municipios riojanos con más de 2.000 habitantes tienen la obligación de disponer de una biblioteca pública y allí acude Rosario con su nieta a leer cuentos. «Estando allí una temporada me enteré por la bibliotecaria de que existía esa posibilidad y me hice socia», recuerda. Así, por ejemplo, ha leído la última novela de Dan Brown, 'El origen', en formato electrónico. «Los descargo y los leo sin necesidad de acudir a la biblioteca, veo todo ventajas, ninguna pega», expone Rosario.

También desde Ezcaray es usuaria de 'eBiblio' Sonia Martínez, de 48 años, quien, de memoria, recita los últimos títulos que ha leído gracias a esta plataforma: 'El origen' de Dan Brown, 'El corazón helado' de Almudena Grandes y buena parte de la bibliografía de Megan Maxwel. «Leo muchísimo. El otro día me descargué un libro y me duró dos días. Es muy cómodo porque tienes muchos títulos entre los que elegir, hay de todo», expone Sonia, para quien, además, el formato electrónico le otorga mucha libertad: «Da igual si estás en tu casa o en Benidorm de vacaciones, no hace falta que vayas físicamente a la biblioteca a coger prestado el libro o devolverlo, incluso puedes reservarlo así».

Sonia es usuaria de 'eBiblio' desde hace un año, incluso se compró una 'tablet' para poder leer y sólo encuentra ventajas. «Esta semana he estado con lumbago y no me ha hecho falta moverme para leer. Y cuando me operaron de la mano, igual. Estoy encantada. Y la gente es encantadora», asegura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos