La UE confía en la tecnología 'blockchain'

El objetivo es mejorar la confianza de los ciudadanos en las operaciones por internet y proteger sus datos personales

ARANTXA HERRANZ MADRID.

La Comisión Europea quiere que los servicios públicos estén, en el futuro, basados en el 'blockchain' y ha hecho un llamamiento para que Europa lidere el desarrollo de esta tecnología, tanto política como económicamente.

La Unión Europea tiene muchas esperanzas en 'blockchain'. Tanto que incluso Mariya Gabriel, Comisaria de Economía y Sociedad Digital, ha asegurado que, en el futuro, todos los servicios públicos utilizarán la tecnología 'blockchain'. Esta responsable considera que el sistema es «una gran oportunidad para Europa y los estados miembros para repensar sus sistemas de información, promover la confianza del usuario y la protección de datos personales, ayudar a crear nuevas oportunidades de negocio y establecer nuevas áreas de liderazgo, beneficiando a los ciudadanos, servicios públicos y empresas».

En este sentido, el vicepresidente de la Comisión Europea, Andrus Ansip, también ha hecho un llamamiento a Europa para que se convierta en un líder mundial en innovación digital adoptando esta tecnología de bloques que incorpora la inteligencia artificial.

Ansip ha animado a la Comisión a apoyar al sector tecnológico europeo «tanto política como financieramente», para añadir que los gobiernos de la UE deberían contribuir a ayudar al sector de tecnología 'blockchain', que está en rápido crecimiento y que «se está volviendo popular».

300 millones en inversión

No es la primera vez que la Unión Europea pone sus miras en esta tecnología. Cabe recordar que en febrero de este año se lanzó el Observatorio y Foro EU Blockchain (EUBOF), cuyo objetivo es alinear los esfuerzos de investigación de esta tecnología entre los estados miembros. EUBOF cuenta con un fondo de 300 millones de euros para invertir en la tecnología de aquí a 2020. De momento, ya se han destinado más de 80 millones de euros a proyectos que apoyan el uso de 'blockchain' en áreas técnicas y sociales.

A ello habría que sumar los proyectos blockchain que la Comisión Europea ha estado financiando a través de los programas de investigación de la Unión Europea FP7 y Horizonte 2020 desde 2013.

Aunque muchas veces se ve a la tecnología 'blockchain' como sinónimo de criptomonedas (de hecho, su primera gran utilización está vinculada a Bitcoin), las aplicaciones del sistema fuera de los usos financieros y transaccionales se están explorando cada vez más.

'Blockchain' puede utilizarse para dar seguimiento a la Declaración de Tallín, que obliga a los gobiernos de la UE a desarrollar servicios públicos digitales para los ciudadanos y a facilitar el acceso de las empresas a los servicios transfronterizos. La declaración prioriza aspectos como la entrega digital de los servicios públicos o de los mecanismos de reparación y denuncia, que en todos los casos podrían ser trasladados a través del uso de este mecanismo.

Alta seguridad

Las tecnologías 'Blockchain', que almacenan bloques de información que se distribuyen a través de la red, se consideran un gran avance, ya que generan altos niveles de trazabilidad y seguridad en transacciones económicas en internet.

Por eso, se considera que blockchain es una tecnología que puede promover la confianza del usuario. Hace posible compartir información en línea, acordar y registrar transacciones de una manera verificable, segura y permanente. La tecnología ya se está probando con éxito, principalmente en servicios financieros, pero se espera que cada vez esté más presente e integrada en un número cada vez mayor de servicios digitales, como informes regulatorios, energía y logística.

Precisamente por la naturaleza descentralizada y colaborativa de blockchain y sus aplicaciones, esta tecnología permite explotar a gran escala el mercado único digital desde el principio. La estrecha cooperación entre los Estados miembros puede ayudar, según la UE, a evitar enfoques fragmentados y garantizar la interoperabilidad y el despliegue más amplio de servicios.

Se espera que tengan un impacto en los servicios digitales y transforme los modelos de negocios en una amplia gama de áreas, como salud, seguros, finanzas, energía, logística, gestión de derechos de propiedad intelectual o servicios gubernamentales.

Reducir intermediarios

Andrus Ansip considera que estas tecnologías como blockchain «pueden ayudar a reducir costes al tiempo que aumentan la confianza, la trazabilidad y la seguridad. Tienen un gran potencial para hacer que las transacciones sociales y económicas sean más seguras en línea evitando un ataque y eliminando la necesidad para cualquier intermediario».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos