Concentración a las puertas del museo de Lérida antes de la llegada de la Guardia Civil

R.C.

lérida. Decenas de personas se concentraron a última hora de la tarde de ayer ante el Museo de Lérida para tratar de impedir que la Guardia Civil pudiera entrar y permitir así el cumplimiento de la orden judicial para trasladar a Sijena las 44 piezas de arte originarias del cenobio aragonés, según permite la sentencia del Juzgado 1 de Primera Instancia e Instrucción de Huesca. Los concentrados corearon «Manos arriba, esto es un atraco», la misma consigna que podía leerse en la pancarta que llevaron hasta la puerta del museo, donde se concentraron rodeándola. Los Comitès de Defensa de la República (CDR) de Lérida defendieron la concentración, que recorrió la corta distancia que media entre el rectorado de la Universitat de Lleida (UdL) y el museo. Desde ayer por la tarde, el museo tenía vallas apiladas ante el edificio solicitadas por los Mossos d'Esquadra a una empresa suministradora en la ciudad. Los responsables del museo tratan el traslado de las piezas a Sijena -que comienza hoy- como un préstamo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos