Cohete con ikurriña en el arranque de los sanfermines

Estampa que ayer a mediodía ofrecía la plaza consistorial de Pamplona en el arranque de las fiestas de San Fermín. :: afp/
Estampa que ayer a mediodía ofrecía la plaza consistorial de Pamplona en el arranque de las fiestas de San Fermín. :: afp

La DYA protagonizó el multitudinario chupinazo en Pamplona, inmersa ya en nueve intensos días de fiesta

AGENCIAS

Pamplona. Los sanfermines de 2017 arrancaron ayer a mediodía con el chupinazo desde el balcón del Ayuntamiento, en el que se ha colocado este año una ikurriña junto a las banderas oficiales, acto que ya ha sido recurrido por la delegación del Gobierno en Navarra.

Junto a las banderas de Pamplona, Navarra, España y de Europa, el equipo de gobierno municipal, presidido por EH Bildu, izó la bandera vasca una vez que el Parlamento navarro derogase en primavera la Ley Foral de Símbolos que la prohibía. La presencia de la ikurriña abre un debate político y legal que ya se vivió en los sanfermines del 2015, antes de la derogación de la Ley de Símbolos, cuando el actual equipo de gobierno recién llegado al cargo decidió colocar la ikurriña en un mástil de la fachada consistorial con motivo del chupinazo de ese año, lo que provocó un recurso contencioso administrativo por parte de la delegación del Gobierno. También ayer esta misma institución, a los pocos minutos de colocarse la ikurriña, presentó de nuevo un recurso por entender que colgar la ikurriña en el Ayuntamiento «supone un acto contrario a la legalidad vigente». UPN, por su parte, presentó otro recurso contencioso administrativo.

El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, ha justificado la decisión en la derogación de la Ley de Símbolos, al tiempo que ha indicado que con ella en el balcón toda la ciudadanía de Navarra se ve representada.

El chupinazo, que lanzaron por decisión popular dos voluntarias de la ONG de ayuda en carretera DYA, Paula Remírez y María Calado, llenó ayer la plaza Consistorial pero sin llegar a los niveles de años anteriores.

Arrancaban así nueve días de fiestas con un programa oficial que cuenta con más de 425 actos programados por el Consistorio con un gasto previsto de 1,3 millones de euros. El 61% (261) de los actos se encuadran en el apartado musical con 27 conciertos y 31 verbenas, mientras que un 24% (100 actuaciones) están dirigidas a público infantil y familiar y abarcan teatro, toros de fuego, las salidas de los Gigantes o los encierros infantiles.

En los días ininterrumpidos de fiesta las fuerzas de seguridad desplegarán una operativo especial en el que participan más de 3.500 agentes de todos los cuerpos policiales y la Guardia Civil.

Este año, el consistorio pamplonés y el Gobierno de Navarra quieren hacer especial incidencia en el objetivo de erradicar las agresiones sexistas en los sanfermines y atajar sucesos como la violación en grupo sufrida el año pasado por una joven madrileña.

Hoy, día grande

Pamplona celebra hoy, 7 de julio, el día grande de sus fiestas con la tradicional procesión en honor a San Fermín. Además, los toros de la ganadería Cebada Gago protagonizarán el primer encierro de estos Sanfermines y la primera corrida de toros, donde los seis astados serán lidiados por los diestros Juan Bautista, Javier Jiménez y Román.

La jornada tendrá como acto central la procesión de San Fermín que comenzará a las 10.00 horas. Un año más, la Corporación municipal recogerá al Cabildo en la Catedral y se dirigirán a la Capilla de San Fermín donde se celebrará una misa solemne en honor al santo.

Más

Fotos

Vídeos