Muere el director Tobe Hooper, el hombre que aterrorizó con una motosierra

El director Tobe Hooper.
El director Tobe Hooper. / Archivo

Firmó los clásicos del cine 'La matanza de Texas' y 'Poltergeist'

Daniel Roldán
DANIEL ROLDÁNMadrid

George A. Romero enseñó al mundo las capacidades sorprendentes de los zombis y sus planes para acabar con la humanidad. Lo hizo tres décadas antes de ‘The Walking Dead’ e influyó en numerosos directores y seguidores creando un género de terror propio. Tobe Hooper demostró, seis años más tarde de que Romero rodara ‘La noche de los muertos vivientes’, que el simple sonido de una motosierra podía poner los pelos de punta a toda una sala de cine. Luego vendría el baño de sangre de jóvenes aterrados. ‘La matanza de Texas’ cumplió los estándares de ese cine terrorífico que comenzaba a emerger en los setenta. Los grandes estudios cerraban las billeteras para apostar por estos proyectos. Romero se gastó 100.000 dólares por su películas; Tobe Hopper, que falleció en la localidad californiana de Sherman Oaks a los 74 años un mes después de que Romero muriera, invirtió 300.000 dólares para crear la película. Ganó diez veces más solo en Estados Unidos. Y lo más importante, se convirtió en una película de culto.

Hooper (Austin, EE UU, 1943) trasteó desde muy pequeño con el cine. Sus padres, propietarios de un teatro, tenían una cámara de 8 milímetros con la que trasteaba el pequeño Tobe. Esta temprana pasión se acentuó cuando sus padres se divorciaron y se convirtió en profesión cuando se convirtió en cámara de documentales siguiendo a un médico de Urgencias. Después fue profesor. En su universidad organizó un pequeño 'casting' entre profesores y estudiantes para hacer una película. Así nació en 1973 ‘La matanza de Texas’, que se estrenó un año más tarde con el terrorífico Leatherface interpretado por Gunnar Hansen. Tal fue su impacto y su violencia, que con los estándares de hace cuatro décadas en algunos países fue prohibida. En 1986, intentaría repetir éxito con la segunda parte de la película, mezclando terror y comedia y con Dennis Hopper en el reparto. No funcionó en taquilla.

En medio entre los dos proyectos, Hooper firmó ‘Trampa mortal’ (1976), ‘La casa de los horrores' (1981) y uno de los clásicos del cine de terror de todos los tiempos: ‘Poltergeist’ (1982) y su icónica escena de la niña frente al televisor. Una película con leyenda urbana incorporada. Steven Spielberg fue uno de los productores de la cinta. No se equivocó con la historia. Tuvo un coste de once millones de dólares y se recaudó más de 77 millones solo en el mercado norteamericano. Pero además del papel de productor, siempre se ha especulado con el papel de Spielberg en la película. ¿Fue solo productor y creador de la historia? John R. Leonetti, que era ayudante de cámara, aseguró en julio que el papel del oscarizado director fue más allá. «El rodaje fue muy intenso, muy divertido y una película muy técnica de trabajar. Pasaban muchas cosas. Y sinceramente, Steven Spielber dirigió esa película», reconoció en Shock Waves. Hooper sería el ayudante de dirección. El motivo de que Spielberg no apareciera –ahora hasta la ‘biblia’ IMDB lo coloca como codirector– es que su contrato con Universal le impedía rodar otra película en 1982 que no fuera ‘E.T.’.

A partir de finales de los ochenta, la carrera de Hooper languideció con títulos como ‘Combustión espontánea’, ‘Night Terrors’ y ‘Alianza macabra’ –ambas protagonizadas por Robert Englund–, ‘La masacre de Toolbox’ o la más reciente, ‘Djinn’, película que rodó en Emiratos Árabes Unidos en 2013 con actores locales. También participó en la serie ‘Masters of Horror’ dirigiendo dos capítulos.

Fotos

Vídeos