La Rioja

'Lo que de verdad importa', la película más solidaria

video

Newman (i) y Arango. / Foto: J. R. Ladra. Vídeo: J. R. Ladra / V. Carrasco

  • La recaudación de la nueva cinta de Paco Arango irá integramente a que niños con cáncer viajen a los campamentos creados por Paul Newman

Si en todas las películas conseguir una gran recaudación es prioritario, en 'Lo que de verdad importa' es vital. Literalmente. Porque el dinero que consiga la cinta, que se estrena este viernes, servirá para cambiar la vida de muchos niños en España. El cineasta y filántropo Paco Arango y Clea Newman, hija del mítico actor Paul Newman, han unido fuerzas para lanzar una película con un objetivo cien por cien benéfico.

Arango, heredero del dueño de la empresa de restauración VIP's, lleva muchos años volcado en la solidaridad, sobre todo como fundador de la Fundación Aladina. Gracias a su primer largometraje, 'Maktub', pudo financiar una moderna unidad de trasplante de médula ósea en el Hospital Niño Jesús de Madrid. Ahora, su objetivo es que niños españoles con cáncer puedan viajar a la red de campamentos SeriousFun Children, promovidos hace 20 años por Paul Newman y que ahora dirige su hija Clea, donde, durante ocho días, los pequeños bailan, juegan, se divierten y hablan.

«Para mi padre, sus campamentos eran lo más maravilloso del mundo. Los niños tenían la oportunidad de volver a ser niños, de disfrutar, de pasárselo bien y de tener una experiencia única, agradable y divertida», cuenta Clea, que está en España para promocionar, junto a Arango, la cinta. Y es que además de un gran actor, Newman fue un hombre comprometido: las sopas que vendía el actor con su nombre han generado más de 500 millones de euros que se han destinado, íntegramente, a fines solidarios.

En 'Lo que de verdad importa', el protagonista es un joven que tiene el poder de curar, pero rechaza ayudar los demás. «El mensaje es que la vida es un regalo y que debemos tener mucho cuidado con ser egoístas», asegura con entusiasmo Paco Arango. «La experiencia les cuesta cero a las familias, pero les cambia la vida. Cuando los niños regresan, los padres nos dan las gracias porque se los devolvemos felices», concluye el cineasta.

Temas