La Rioja

Los cines de EE UU lograron en 2016 la recaudación más alta de la historia

Preestreno de 'Rogue One'.
Preestreno de 'Rogue One'. / Eugene García (EFE)
  • 'Buscando a Dory' lideró la clasificación taquillera con 486,3 millones de dólares

  • En segundo lugar se situó 'Rogue One', que obtuvo 408,2 millones pese a estrenarse a mediados de diciembre

Los cines de Estados Unidos consiguieron la recaudación anual más alta de la historia al ingresar en total 11.400 millones de dólares a lo largo de 2016, según ha informado este martes la consultora especializada comScore.

La película animada 'Buscando a Dory' lideró la clasificación de filmes más taquilleros en EE.UU. con una recaudación de 486,3 millones de dólares. En segundo lugar se situó 'Rogue One', la última entrega de la saga de Star Wars, que obtuvo 408,2 millones de dólares para lograr la medalla de plata en la clasificación anual pese a que se estrenó a mediados de diciembre. Muy cerca se quedó 'Capitán América: Civil War', la nueva cinta de los superhéroes de Marvel, que sumó 408,1 millones de dólares.

Completaron la clasificación de las diez películas más lucrativas en EE UU en 2016 'Mascotas' (368,4 millones de dólares), 'El libro de la selva' (364 millones), 'Deadpool' (363,1 millones), 'Zootopia' (341,3 millones), 'Batman v Superman: El amanecer de la justicia' (330,4 millones), 'Escuadrón suicida' (325,1 millones) y 'Star Wars: El despertar de la fuerza' (284,7 millones).

De la lista de 2016 llama la atención el enorme poderío del estudio Disney, que copó los tres primeros lugares del ránking y que colocó a seis de sus cintas entre las diez más taquilleras del año. Warner Bros. con 'Batman v Superman' y 'Escuadrón suicida', Universal con 'Mascotas' y 20th Century Fox con 'Deadpool' fueron las únicas compañías que plantaron cara a Disney.

Se frenan los ingresos en China

Los ingresos del cine chino solo crecieron un 3,7% durante el 2016, en clara desaceleración tras haber aumentado un 30% anual durante una década, y debido en parte a muchas películas locales mediocres y al combate contra el fraude.

Los ingresos por entradas al cine fueron de 45.700 millones de yuanes (6.250 millones de euros) el año pasado en China, y según indicó recientemente la agencia estatal de la prensa, la radio, el cine y la televisión (SAPPRFT).

Es un duro frenazo tras un aumento del 48% registrado en 2015, pues China sigue siendo el segundo mercado del planeta tras EE UU, al que este año no superó contrariamente a lo que esperaban ciertos profesionales. No obstante, China es un cliente importante para los estudios de Hollywood, cuyas superproducciones tienen mucho éxito en el país asiático.

El número de espectadores de cine en China subió 8,9% el año pasado, y las películas extranjeras generaron ingresos en alza 10,9%, un ritmo de crecimiento muy superior al de las películas autóctonas, destrozadas por la critica e ignoradas por el público. Y ello pese a que China limita rigurosamente, mediante un sistema de cuotas, el número de cintas extranjeras que pueden ser divulgadas en sus salas.

Según los expertos, el sector en China está lastrado por una ingente cantidad de películas nulas, por la limitación de un sistema de 'tickets' subvencionados que aumentaba artificialmente los ingresos y por una severa campaña contra los fraudes a los ingresos de taquilla. Una ley fue votada en noviembre para combatir estos fraudes.