El cine dentro del cine, según Almodóvar

Pedro Almodóvar./
Pedro Almodóvar.

Antonio Banderas y Asier Etxeandia protagonizan con Penélope Cruz 'Dolor y gloria', una cinta sobre la creación artística

MIGUEL LORENCI MADRID.

En el laboratorio de Pedro Almodóvar se cocina ya su vigesimoprimera película, en la que recuperará a algunos de sus actores fetiche, pero en la que renuncia a conceder todo el protagonismo a las mujeres, como ocurría en sus entregas anteriores. Se titulará 'Dolor y gloria' y el rodaje comenzará, si los planes del cineasta manchego no se tuercen, en la segunda quincena del próximo mes de julio. El peso de la historia recaerá en sus protagonistas masculinos, con papeles que encarnarán Antonio Banderas y Asier Etxeandia, según anunciaba un comunicado difundido ayer por El Deseo, la productora de Pedro y Agustín Almodóvar.

Julieta Serrano y Penélope Cruz encarnarán a «personajes secundarios esenciales» para dar la réplica a Banderas y Etxeandia, cabezas de cartel en el reparto del nuevo largometraje del internacional cineasta manchego. Si 'Julieta', su anterior largo, era claramente una película de mujeres, 'Dolor y gloria' tendrá «protagonistas masculinos», insiste el director.

El propio Pedro Almodóvar anticipa que 'Dolor y gloria' «habla de la creación, cinematográfica y teatral». También de «la dificultad de separar la creación de la propia vida» a través de un guion que se articula «en torno a una serie de reencuentros, algunos físicos y otros recordados después de décadas, de un director de cine en su ocaso» y que bien podría tener un aire autobiográfico.

Y es que habla de un cineasta que en la madurez de su carrera evoca «los primeros amores, los segundos amores, la madre, la mortalidad, un actor con el que el director trabajó, los sesenta, los ochenta, la actualidad y el vacío, el inconmensurable vacío ante la imposibilidad de seguir rodando», anticipa el director.

No ofrece precisiones la productora sobre los escenarios de la película del artista, que dará su primer golpe de claqueta transcurridos más de dos años del estreno de 'Julieta', protagonizada por Emma Suárez y Adriana Ugarte, dos caras para un mismo personaje. 'Julieta', que adaptaba tres relatos de la escritora y premio Nobel canadiense Alice Munro, pinchó en taquilla y su estreno se vio enturbiado por la aparición del nombre del cineasta y su hermano Agustín en el escándalo de los 'Papeles de Panamá'.

Con ella aspiró Almodóvar al que habría sido su tercer Oscar, pero la Academia de Hollywood no premió al cineasta español más internacional, nominado en cuatro ocasiones y ganador de la estatuilla a la mejor película de habla no inglesa en 1999 por 'Todo sobre mi madre'. Repetiría tres años más tarde con el premio al mejor guion por 'Hable con ella' y antes estuvo nominado por 'Mujeres al borde de un ataque de nervios'.

Nacido en la manchega villa de Calzada de Calatrava en 1949, con ocho años Almodóvar emigró con su familia a Extremadura. Allí estudio «el Bachillerato Elemental y Superior, con los Padres Salesianos y los Franciscanos, despectivamente», aclara el cineasta en la irónica nota biográfica de su productora. «Su mala educación religiosa sólo le enseñó a perder la fe en Dios», precisa.

En 1980 estrenó 'Pepi, Luci, Bom...' y a partir de entonces se «inventa» historias como 'Laberinto de pasiones', 'Entre Tinieblas', 'Matador', 'La ley del deseo', '¡Átame!', 'Carne trémula', 'Mujeres al borde de un ataque de nervios', 'La mala educación', 'Hable con ella', 'La piel que habito' o 'Los amantes pasajeros'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos