Uno de cada cinco españoles no contrataría a un enfermo de hepatitis C

MIGUEL OLMEDA

madrid. Uno de cada cinco españoles no contrataría a un enfermo de hepatitis C ni tampoco conviviría con él. Así lo asegura el informe 'Percepción social de la hepatitis C en España', elaborado por la fundación 'Más que ideas'. Esta patología, pese a padecerla cientos de miles de españoles, es una de las grandes desconocidas. Un 70% de los afectados ni siquiera sabe que la tienen y el 33% de la población no ha oído hablar de ella.

«Hay que concienciar de que, desde un punto de vista laboral, un enfermo de hepatitis C es exactamente igual que cualquier otro empleado», defiende Jesús Fargas, portavoz de la federación de pacientes. «El nivel de estudios es determinante en la salud, y a partir de ahí el riesgo de contraer hepatitis C se ha desplazado de jóvenes a mayores de 55», sostiene Juan Andrés Ligero, profesor asociado del Departamento de Análisis Social de la Universidad Carlos III de Madrid.

«Tratar a todos los afectados es el reto más importante para que, de aquí a 2020, la hepatitis C deje de ser un problema de salud», asegura Fargas. «En Estados Unidos se hace la prueba en el ámbito de la atención primaria, y es fundamental hacer ese tipo de test aquí. Es barato y asegura que disminuya el número de enfermos al tratarse en las primeras fases», concluye.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos