Como si Chopin hubiera nacido en Cuba

El músico cubano Pepe Rivero sentado al piano. :: l.r.
/
El músico cubano Pepe Rivero sentado al piano. :: l.r.

El pianista cubano ofrece en el Bretón el primero de los cuatro conciertos de un ciclo de Cultural Rioja marcado por la fusión El Pepe Rivero Trío abre el Ciclo de Jazz homenajeando al músico polaco en 'Los boleros de Chopin'

J. SAINZ LOGROÑO.

Hace casi treinta años, la mítica cantante cubana Olga Guillot escuchaba tocar a su compositor Julio Gutiérrez cuando de pronto este interpretó algo diferente a sus boleros habituales. Al explicarle que era un nocturno de Chopin, ella contestó con su célebre desparpajo: «Si ese Chopin hubiera nacido en Cuba, seguramente habría compuesto unos bolerones de espanto, ¿no crees?»

Hoy el pianista cubano Pepe Rivero abre el Ciclo de Jazz de Cultural Rioja en el teatro Bretón (a las 20.30 h.) con el concierto 'Los boleros de Chopin', su personal adaptación a la música cubana, al bolero, al cha-cha-chá, los sones, rumbas y danzones de la isla, de la obra de Frédéric Chopin. Es el resultado -elegante y magistral en la translación al mundo del jazz y del latin jazz de las composiciones del pianista polaco- de un proyecto discográfico de mezcla casi experimental surgido de aquella anécdota de la Guillot.

'Los boleros de Chopin', Pepe Rivero Trío
Músicos
Pepe Rivero (piano), Reinier Elizarde 'el Negrón' (contrabajo) y Georvis Pico (batería)
Teatro Bretón, 20
30 h.
Resto del ciclo
Bill Evans-Petite Blonde II (10 de mayo), Marco Mezquida & Chicuelo (24 de mayo) y James Carter's Elektrik Outlet (31 de mayo)

Lo cuenta Paquito d'Rivera en el prólogo del disco homónimo de Pepe Rivero, que fue pianista suyo, así como de otros músicos destacados como Celia Cruz, David Murray, Omara Portuondo o Diego 'el Cigala'. «En aquel momento, la ocurrencia de la Guillot nos hizo reír a todos. Esta anécdota la compartí con mi amigo el productor José Luis Rupérez, y nadie sospechaba que, 24 años más tarde, Rupérez sentiría la inspiración de dedicar un disco al músico polaco y que contaría para el proyecto con uno de mis pianistas favoritos, y no solo mío, sino también de Celia Cruz: Pepe Rivero».

En 'Los boleros de Chopin' suenan valses, nocturnos, impromptus, baladas, preludios y otros estilos explorados por el genio de Chopin, llevados al bolero, al cha-cha-chá, sones, rumbas, danzones... todo ello con ese toque jazzístico característico del maestro pianista y compositor Pepe Rivero (Manzanillo, 1972), acompañado por el contrabajo Reinier Elizarde 'el Negrón' y el baterista Georvis Pico.

En las manos de Rivero y con sus propios arreglos, el famoso 'Vals del minuto' Opus 64 nº 1 de Chopin se convierte en el 'Vals de la media hora'; el Nocturno Op. 9 nº 2, en el 'Nocturno en la celda'; el Vals Op. 64 nº 2, en el 'Vals bolero'; o el Vals Op. 69 nº 1, en el 'Vals de la Cartuja'... y así sucesivamente hasta un total de diez temas.

Duke Ellington -otro pianista legendario-, decía que «el buen arreglar es como recomponer», y este trabajo de Pepe Rivero es una interesante muestra de reinterpretación de aquellas composiciones pianísticas chopinianas más conocidas no solo por los aficionados a la música clásica.

De este modo comienza una nueva edición del ciclo anual de jazz de Logroño, que sobre el papel destaca precisamente por el eclecticismo de sus cuatro propuestas. Además del pianista cubano Pepe Rivero homenajeando a Chopin a ritmo de bolero, dos saxofonistas norteamericanos con estilos muy diferentes: el veterano Bill Evans, uno de los pioneros de la mezcla con el rock, y James Carter, que en esta ocasión prueba con un jazz electrónico; y además, los españoles Marco Mezquida y 'Chicuelo' juntando piano y guitarra flamenca serán los protagonistas de una edición nada purista del ciclo de jazz de Cultural Rioja. Jazz en estado de fusión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos