«Cataluña siempre ha sido un lugar maravilloso y abierto al mundo»

Miguel Poveda, en su actuación en Riojafórum, con sus 'Coplas del Querer' en el 2010. :: / A.I.
Miguel Poveda, en su actuación en Riojafórum, con sus 'Coplas del Querer' en el 2010. :: / A.I.

El cantaor badalonés Miguel Poveda actúa hoy en Riojafórum (20 horas) en un concierto que vendrá cargado de mucho flamencoMiguel Poveda Cantaor

Pablo García Mancha
PABLO GARCÍA MANCHALogroño

«Soy un artista insaciable, necesito sentirme vivo y me siento enemigo número uno de la monotonía», explica Miguel Poveda, que esta noche (a partir de las 20 horas en Riojafórum) vuelve a Logroño ante una de las aficiones que más le han arropado y respetado en su carrera artística.

Más

-Miguel, ya tiene usted la friolera de más de diez discos en el mercado, 30 años en la carretera y vuelve a La Rioja en un estado de madurez impresionante tras debutar a principios de los noventa en Actual con aquel maravilloso concierto en el Salón de Columnas.... ¿Cuántas cosas han cambiado?

-Muchas, indudablemente, la conciencia que tengo ahora y el compromiso tan firme no lo tenía entonces, en aquel Actual del 94 tenía ilusión, felicidad por cantar fuera de mis circuitos habituales, pero no tenía conocimiento de lo duro que ha sido a veces el camino y de lo que significa la responsabilidad de tener un lugar de privilegio en la música.

-En Logroño ha vivido recitales y conciertos memorables. ¿Cómo ha sentido la afición de La Rioja?

-Como la respiro en todo el norte de España porque es un público que me encanta. Aficionados al cante de toda la vida que tienen un respeto y elegancia en el comportamiento que hace crear magia en el teatro, al igual que las personas que se acercan sin prejuicios a escucharme con atención desde la curiosidad y el respeto.

-¿Qué supone cómo artista vivir cada día una evolución tan poderosa como la suya?

-Yo soy un artista insaciable, necesito sentirme vivo y soy enemigo número uno de la monotonía, me fascina descubrir rincones nuevos cada momento en la música, la vida y el arte en general; me exijo mucho y eso hace que me encuentre en constante crecimiento aunque en ese camino me equivoco muchas veces.

-¿Se siente referencia del flamenco contemporáneo?

-No me siento nada ni me gustan las etiquetas. Sólo soy un hombre que canta lo que siente y lo que necesita contar. La conexión y comunicación con el público es mi droga, ahondar en el alma de todos los que allí nos hemos congregado para intentar construir caminos de belleza y emoción a través del cante o la poesía.

-¿Cree que con la fuerza musical que tiene el flamenco en el mundo se le presta el sitio que merece en los medios de comunicación, especialmente en los públicos?

-Rotundamente no, siempre denunciaré la falta de interés y de ética para tratar nuestra música más rica y universal, los medios públicos tienen un deber con el arte y el flamenco es un arte superior

-¿Sigue existiendo algún tipo de complejo hacia el flamenco?

-Por parte del público no. Gente de todas las edades, geografías y condiciones sociales ya acude sin complejos ni prejuicios a los eventos de flamenco, tanto de baile, guitarra o cante. Quizás lo tienen algunos políticos o responsables de darle difusión o igual es que es el mismo desinterés total y absoluto por el arte en general

-¿Se considera más que cantaor flamenco ya que se ha trasladado a otras muchas músicas casi desde los inicios de su carrera?

-Soy un artista que su motor es la música en general, expresar, contar historias, yo las siento de igual manera cantando a Quevedo o los cantes mineros...

-¿Se arrepiente de algo que no le haya satisfecho como artista?

-Por supuesto, me arrepiento de muchas cosas, pero forma parte del camino, lo más terrible no es tropezar, es hacerlo repetidas veces con la misma piedra, ahí empieza lo imperdonable para mi.

-¿Como badalonés y catalán, cómo vive todo lo que está sucediendo en Cataluña?

-Con tristeza, asombro y muchas preguntas que me hago sobre el ser humano. Mi tierra siempre ha sido un lugar maravilloso, abierto al mundo, con una cultura admirable y así debe seguir siendo, con carácter de convivencia y respeto.

-El concierto de Logroño se plantea como en tres partes: poemas, flamenco clásico y canción andaluza. ¿No supone para usted un esfuerzo titánico transitar por tres almas tan exigentes?

-Todo esto ya forma parte de mi esencia. En el cante igualmente pasas de la tragedia a la alegría en cinco minutos. En esta ocasión solo haré dos partes y la de flamenco será la más extensa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos