...Y don Carnal quemó la sardina

Público congregado durante la quema de la sardina. /  JUSTO RODRÍGUEZ
Público congregado durante la quema de la sardina. / JUSTO RODRÍGUEZ

El Centro Deportivo Municipal de Lobete celebró el Carnaval del hielo entre patines y originales disfraces

LA RIOJA LOGROÑO.

El Carnaval logroñés recuperó en la tarde de ayer el acto tradicional de la quema de la sardina, que se adelantó a la tarde del domingo para conseguir más asistencia de público que cuando se llevaba a cabo el martes. No faltó en la Plaza del Mercado de la capital riojana un ambiente de luto riguroso mezclado con el humor.

El Ayuntamiento había preparado un escenario con decoración fúnebre, en torno al que se desarrollaron actuaciones, participación de los voluntarios de la ciudad y tampoco faltaron plañideras profesionales, con sus peinetas y sus mantilla, al más puro estilo de las manolas. También se celebró un pequeño concurso de lloros en el que podía participar cualquiera que se animara del público congregado.

El acto finalizó con la quema de la sardina, en una hoguera preparada para la ocasión, en la que el público participó depositando unas tarjetas repartidas por los organizadores, donde escribieron sus deseos para este año.

Por otra parte, el Centro Deportivo Municipal de Lobete celebró en la tarde de ayer el Carnaval del hielo, en el que tomaron parte patinadores de todas las edades, con originales disfraces.

La presencia de un animador en la pista, música festiva y diferentes juegos sobre el hielo de Lobete, junto a los disfraces, ambientaron de manera muy especial una jornada que mezcló deporte, diversión y, sobre todo, espíritu carnavalesco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos