Hecho «con cariño» en La Rioja

La sexta edición del Open Mercado que organiza el Museo Würth La Rioja, y que cuenta con 64 expositores con diferentes y variadas propuestas de múltiples disciplinas, concluye hoy domingo

DIEGO MARÍN A.

Muchos de los puestos del Open Mercado que se celebra este fin de semana en el Museo Würth La Rioja cuentan con el revelador distintivo que informa: «Hecho en La Rioja». Sólo con dar una vuelta a esta feria que concluye hoy, con apertura de 11 a 14 horas, y que tiene como objetivo apoyar «el consumo responsable y el trabajo de creadores con estilo propio», uno se da cuenta del ingenio y el talento de los creadores jóvenes riojanos, que son mayoría en la feria.

Lo más atractivo es la variedad. Uno de los primeros puestos es el que ofrece «muérdago autóctono riojano». Cerca se venden cajas de madera para pájaros. Y diseños realizados en fibra de alpaca. También llaman la atención algunos eslóganes. Por ejemplo, Counting Clouds afirma que sus prendas de ropa están «hechas con cariño en España» y los relojes Mattheo son «para que no te olvides del tiempo».

Gerardo Hernando ocupa un coqueto espacio en la planta alta, donde expone sus acuarelas íntimamente ligadas a la naturaleza y al mundo rural. Algunas de ellas recuerdan las desaparecidas aldeas de Ojacastro de sonoro nombre: Campojuana, Matalturra, Zarracucha, Masoga... Sólo leer los cuadros es algo hermoso. Cerca se encuentra Slika, un proyecto de las diseñadoras de moda formadas en la Esdir Verónica Martínez y Noelia Ortega. «Somos una marca de ropa joven que producimos todo aquí en La Rioja», explica Noelia, y Verónica añade: «Diseñamos y patronamos todo nosotras». En el 'Open Mercado' muestran, sobre todo, sudaderas y camisetas, punto... pero han llegado a diseñar vestidos de novia por encargo y a medida. Para ellas, que sólo cuentan con venta 'online', participar en la feria supone darse a conocer y tener un contacto directo con el cliente.

Saray Berdonces confecciona alpargatas e, incluso, enseña a coserlas a mano, de manera que uno puede acudir a sus talleres, confeccionar su propio calzado y marcharse andando con él puesto. «Como novedad, he traído telas de William Morris», informa Saray, para quien el 'Open Mercado' «es especial porque hay muchos diseñadores, mucho diseño y se encuentran cosas especiales, diferentes». A nivel de rentabilidad para el expositor, en su experiencia personal, cuenta que «hay gente que viene y ya hace pedidos para verano, para bodas, y les tomo aquí mismo las medidas».

El ilustrador logroñés Javier Jubera suma ya su sexto 'Open Mercado', no ha faltado a ninguna edición. De hecho, recuerda que «el primer año que me invitaron éramos sólo unos pocos en la planta superior», mientras que este año hay un total de 64 puestos. Incluso hay un apartado literario con la presencia de las editoriales riojanas Fulgencio Pimentel, Pepitas y Ediciones Emilianenses, junto a Mercedes García Laso. «Te brinda la oportunidad de que la gente te conozca y también de mostrar tu trabajo de una manera muy diferente, novedosa y profesional», opina Jubera, y añade: «Además, a la gente le gusta y compra, pero creo que lo importante es compartir espacio con otros artistas de distintas disciplinas». En su caso, que inaugurará nueva exposición en la Casa del Libro de Logroño la semana que viene, muestra sus últimas piezas de litografía, serigrafía y la serie de experimentación sobre madera de roble 'Lasca'.

El pintor Carlos Villoslada participa por tercera vez y cree que «tiene muchísimas ventajas, para mí es el más exquisito y tiene la mejor infraestructura, poder mostrar tu obra dentro de un museo sólo tiene ventajas, sobre todo para mí, que cuento con obras de arte». Villoslada muestra cerámica antigua recuperada y pintada a mano, «todo piezas únicas», esculturas de nidos y pinturas de su serie de raíces.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos